“Motochorros” matan a un albañil luego de que unos vecinos frustraran un robo en González Catán

Un albañil de 32 años fue asesinado de un balazo en la cabeza por dos delincuentes a bordo de una moto que poco antes intentaron robar un celular y, al no poder lograrlo, decidieron vengarse de los vecinos que habían intervenido para evitar el asalto, en González Catán.

El hecho ocurrió el miércoles, alrededor de las 18, en la intersección de la Ruta Provincial 1001 y Barragán Bastilla, donde se produjo un accidente automovilístico entre un auto marca Renault Duster y una motocicleta.

En esas circunstancias, dos “motochorros” aprovecharon la situación para robarle el celular al conductor de la moto colisionada, pero no lo lograron porque la intervención de los vecinos que recuperaron el teléfono sustraído y pusieron en fuga a los ladrones.

Sin embargo, minutos después, los delincuentes regresaron al lugar del choque y uno de ellos extrajo un arma de fuego de grueso calibre y comenzó a efectuar disparos, uno de los cuales impactó en la cabeza de un transeúnte que pasaba por el lugar y que nada tuvo que ver con los incidentes previos.

La víctima fue identificada por la Policía como Cristian Fariña Insfran (32), quien se dedicaba a realizar trabajos de albañilería y murió en el lugar a raíz del balazo recibido.

A partir de las primeras averiguaciones, los efectivos lograron determinar que los dos delincuentes se movilizaban en una moto Honda XR 150 de color negra y roja, por lo que esta tarde eran intensamente buscados.

En la causa interviene el fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, quien dispuso una serie de diligencias en procura de dar con los asesinos.