El nuevo secretario de Seguridad matancero presentó los ejes de su gestión para la prevención del delito

El asesinato del kiosquero Roberto Sabo fue un punto de inflexión para los vecinos de Ramos Mejía y de gran parte del distrito matancero. A partir de ese momento, las marchas multitudinarias y las protestas vecinales crecieron, al igual que la delincuencia.

La enorme repercusión pública que tuvo la muerte de Sabo obligó a las autoridades del Ministerio de Seguridad Bonaerense a adoptar medidas para la protección ciudadana y a remover comisarios de las distintas dependencias del distrito.

Además, el mapa de la inseguridad del conurbano elaborado por el Ministerio de Seguridad bonaerense evidencia que La Matanza fue uno de los sectores más castigados del conurbano al denunciarse 54.257 hechos delictivos de toda índole durante 2021.

El fracaso de las políticas de seguridad hizo que el intendente Fernando Espinoza realizará cambios en el área por lo que designó a Eduardo Salomón Barcat como nuevo secretario de Seguridad de La Matanza, que es acompañado en la gestión por Daniel Sobrero a cargo de la Coordinación General de la Secretaría de Seguridad y por Daniel Marini como asesor del área.

Barcat, en su primera aparición como flamante funcionario, se reunió en el Salón Malvinas del Palacio Municipal con los responsables de los foros vecinales y de género del distrito y fue acompañado por el vicepresidente del Foro Municipal Miguel Narváez, y por el secretario de Relaciones Públicas e Institucionales de los Foros de Seguridad, Guillermo Vitale.

El nuevo responsable de la seguridad ciudadana planteó un plan de trabajo articulado con el resto de las secretarías municipales y con el Poder Judicial para agilizar el circuito tendiente a la prevención del delito.

Entre los ejes a mejorar, planteó la necesidad de reforzar el tendido de luminarias led en zonas de altos índices delictivos, de rediseñar los corredores escolares seguros junto a los establecimientos educativos, trabajar en el mantenimiento y limpieza en zonas de baja circulación peatonal pero riesgosa en materia de seguridad, con la consecuente remoción de vehículos abandonados en la vía pública.

Barcat, que es abogado especializado en Derecho Penal y Derecho Procesal Penal, remarcó la importancia de sostener y profundizar el sistema de acompañamiento a las víctimas de violencia de género, desarrollar una mayor y mejor comunicación entre y analizar las necesidades edilicias y de equipamiento de las comisarías, principalmente las correspondientes a Mujeres y Género.

En tal sentido, anunció la mudanza de la comisaría de la Mujer de San Justo a “un edificio más moderno y de mejor acceso para la contención de las víctimas”.

Asimismo, dijo que impulsará una campaña de prevención con la colocación de torres de seguridad en plazas y espacios públicos y que comenzó “una etapa de evaluación de cámaras, y alarmas monitoreadas y vecinales”.

Barcat, se desempeñó como oficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y fue Síndico Titular del Círculo de Oficiales de la Policía bonaerense, filial La Matanza. Además, es Diplomado por el Ministerio de Seguridad Interior y la Universidad de Morón – Proyecto DACSSI – sobre toma de rehenes y diálogo en crisis.