Laferrere: El cuerpo de un hombre asesinado de siete balazos fue encontrado en el río Matanza

Un hombre fue encontrado asesinado de siete balazos y con una bolsa de nailon en la cabeza en aguas del río Matanza-Riachuelo, en Laferrere, y los investigadores creen que pudo tratarse de un ajuste de cuentas vinculado a la comercialización de drogas en la zona, según informaron desde la Justicia

El hallazgo se produjo el domingo por la tarde a la altura del cruce de las calles Santa Catalina y Teuco, cuando una mujer observó un bulto sospechoso flotando en el río y llamó al 911.

Según las fuentes, al arribar al lugar, los policías descubrieron que se trataba del cadáver de un hombre que estaba sobre un changuito y con una bolsa de nailon en la cabeza. De acuerdo a los primeros peritajes de los médicos forenses, el cuerpo presentaba siete impactos de bala y la víctima llevaba muerta unas 48 horas.

Las fuentes señalaron que los peritos recuperaron del cadáver un plomo deformado, que no se sabe si es apto para cotejo balístico, mientras que esta tarde realizaban la autopsia de rigor.

A su vez, los investigadores procuraban identificar a la víctima, debido a que no llevaba consigo ninguna documentación, por lo que consultaban en las comisarías de la zona por las denuncias por averiguación de paradero más recientes.

Una fuente de la investigación explicó que en los alrededores del lugar del hallazgo es habitual la comercialización de drogas, por lo que no descartan que el crimen haya estado motivado por un ajuste de cuentas.

En la causa interviene el fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción UFI) Temática de Homicidios de La Matanza.

La Policía bonaerense persiguió a delincuentes, en contramano, por Camino de Cintura

En una persecución que parecía cinematográfica dos patrulleros de la Policía bonaerense siguieron a un auto Fiat Cronos Gris, con cinco delincuentes a bordo, en dirección a la autopista Ricchieri.

Vecinos que registraron la persecución con celulares captaron el momento en que los móviles intentaron detener a los ladrones que sustrajeron el automóvil, aunque luego de múltiples disparos efectuados por los efectivos lograron detenerlos.

El vehículo de los asaltantes quedó en evidencia al evadir un control policial en Isidro Casanova, lo que dio comienzo a la persecución que finalizó en Villa Luzuriaga al ser detenidos los delincuentes. Uno de ellos, de 14 años, fue restituido a sus padres; los otros tres, de 17, 18 y 20 años, quedaron demorados.