domingo, mayo 19, 2024
CIUDAD

Confirman el abuso de la menor de edad en Pinar de Rocha y evalúan si fue drogada

El abogado de la familia que denunció el abuso sexual a una adolescente de 14 años en el boliche Pinar de Rocha, declaró ayer que los exámenes médicos arrojaron “lesiones y señales inequívocas de haber sido abusada sexualmente”, y aún se desconoce si la intoxicación que sufrió “se dio sólo por bebidas alcohólicas u otras sustancias”.

Javier Baños, abogado de la familia de la víctima, manifestó que el parte médico evidenció “señales inequívocas” de abuso, y que la menor de edad actualmente se encuentra estable. También remarcó que el boliche “tiene una responsabilidad tremenda porque fallaron los controles de seguridad”.

El suceso tomó estado público cuando una mujer denunció que su hija de 14 años fue violada en el histórico boliche de Ramos Mejía, al que fue a bailar el pasado sábado con unas amigas luego de escarpar de su casa.

De acuerdo con la denuncia radicada en la Comisaría 14 A de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, la menor habría ingerido una bebida que le hizo perder el conocimiento. Tras despertar, la chica advirtió que presentaba lesiones compatibles con un abuso sexual, por lo que su madre la trasladó al el Sanatorio Güemes del barrio porteño de Palermo.

Las jóvenes suben al escenario de Pinar como parte del espectáculo montado en el boliche.

A partir de la denuncia se le dio intervención a Jorge Fernández, a cargo de la Fiscalía nacional en lo Criminal y Correccional N° 58 de la Ciudad de Buenos Aires, distrito donde la madre de la víctima radicó la denuncia, como “averiguación de abuso sexual”.

En las próximas horas se espera que la causa se traslade al Departamento Judicial Morón, con jurisdicción en Villa Sarmiento.

“Ayer me comuniqué con la doctora Barroso, que es la fiscal general adjunta de Morón, y prestó todo tipo de colaboraciones. Ya hice un pedido formal para que se libre un oficio inhibitorio y se remitan las actuaciones con la mayor brevedad posible a los jueces naturales, que son del departamento judicial de Morón”, señaló el abogado.

Además, indicó que “aún si (la víctima) hubiera dado su consentimiento, ese consentimiento está viciado”, debido a la presencia de bebidas alcohólicas y a la edad de la adolescente.

En tanto, la madre de la joven señaló que su hija se encuentra en tratamiento con “retrovirales, infectólogos, psicólogos y reposo en casa”, y agregó que en su familia se encuentran “todos destrozados”.

“En este momento está de reposo y no entiende nada, no quiere que la miremos ni que la rocemos. Me tomé los días necesarios para estar con ella, lo que quiero es que esto no le pase a nadie más”, declaró.

Luego aseguró que su hija estaba “en un VIP” del boliche junto a sus amigas: “Había mucha gente y de la misma edad de mi hija y de un año más, porque son conocidas”.

Por último, el abogado de la familia manifestó que van a llegar “hasta las últimas consecuencias para que este hecho no quede impune”.