miércoles, julio 24, 2024
EL ASESINATO DEL KIOSQUERO

A seis meses del asesinato del kiosquero Sabo, los vecinos de Ramos Mejía marchan para pedir justicia

“Quiero invitarlos el viernes 6 de mayo, a las 19:00 horas a marchar desde la puerta del kiosco. En conmemoración a los 6 meses del asesinato de mi viejo y para reclamar más seguridad”. Con este mensaje en las redes sociales, Nicolás Sabo, hijo del kiosquero asesinado convoca a los vecinos de Ramos Mejía a sumarse a la marcha.

Para no resignarse al olvido colectivo y como mensaje de que los hechos de inseguridad se repiten en cada ricón de Ramos Mejía, la familia de Sabo encabeza la marcha en reclamo de justicia y de mayor seguridad.

“Pasaron 6 meses y nada cambió, todos los días sufrimos la inseguridad cada vez más de cerca. A quienes no puedan acercarse hasta Ramos ojalá puedan organizar una marcha o pedido de seguridad en su barrio, en una Argentina que siempre se habla de grieta y división hay algo que lamentablemente nos une y es la inseguridad”, continuó Nicolás para justificar la realización de la movilización.

Nicolás, en comunicación con De Ramos Digital, explicó que “la idea es estar ahí en el kiosco o, en todo caso, ir hasta el centro de Ramos. La movilización no es en contra de la Policía, si no para demostrar la cantidad de gente que piensa lo mismo, lo hartos que estamos vivir con miedo, de no poder trabajar en paz”.

La familia Sabo volvió a ser víctima de la inseguridad cuando el 20 de abril la abuela de Nicolás fue asaltada en la zona cerca al kiosko por delincuentes armados que le robaron sus pertenencias y le gatillaron con un arma. La mujer, no obstante, los persiguió con su camioneta y llegó a embestir el auto en el que se trasladaban los asaltantes, aunque no pudo evitar que escaparan.

El asesinato del kioskero Roberto Sabo

Los primeros días de noviembre del año pasado dos delincuentes ingresaron al kiosco de Avenida de Mayo a metros de Alvarado, con la intención manifiesta de robo y asesinaron a Roberto Sabo, de 45 años, de un disparo en la cabeza. La Policía pudo detener a los asesinos, una pareja de jóvenes que “trabaja” de arrebatadores, no sólo de bienes materiales, sino de vidas ajenas. Uno de ellos es Leonardo Daniel Suárez de 29 años que vive en Capital Federal, en tanto que su cómplice es una adolescente de 15 años.

El asesinato provocó la conmoción inmediata del vecindario que se movilizó hasta el local y, días más tarde, se congregó para marchar hacia la Comisaría Segunda de Ramos Mejía, lo que fue impedido por un inusitado despliegue policial efectuado sobre Avenida de Mayo.

La muerte de Sabo adquirió trascendencia nacional por lo que los medios capitalinos realizaron una amplia cobertura de lo sucedido, incluida la masiva manifestación de los vecinos de Ramos Mejía para pedir justicia y la llegada del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, a la ciudad para prometer la implementación de medidas de seguridad en el distrito.

Este no es el primer crimen que sufre la comunidad ramense, debido a que en marzo de 2021 la psicóloga social María Rosa Daglio murió como consecuencia de los golpes recibidos durante el ataque un motochorro.

El crimen derivó en una multitudinaria movilización de los habitantes de la ciudad que marcharon desde la puerta de la casa de Daglio hasta la intersección de las avenidas Rivadavia y de Mayo, en una concentración pocas veces vista en la localidad.

En esa ocasión una multitud acompañó en pleno centro de la ciudad a los familiares de la psicóloga social en su reclamo de justicia, pero también para exigirle a los que deben garantizar la seguridad que arbitren las medidas necesarias para hacerlo.

A ocho meses de aquella muerte inútil, los vecinos vuelven a marchar ante un nuevo crimen que conmociona a los habitantes de esta localidad matancera ante los reiterados hechos de inseguridad que parecen no tener fin.