sábado, mayo 25, 2024
DESTACADA

Los pacientes con enfermedades avanzadas están amparados por una nueva ley

El Gobierno promulgó la Ley Nacional de Cuidados Paliativos, sancionada el pasado 5 de julio por la Cámara de Diputados, que asegura prestaciones integrales a los pacientes con patologías degenerativas y el acompañamiento a sus familias.

El decreto 417/2022 de promulgación de la Ley 27.678 fue publicado el pasasdo jueves en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

La norma tiene por objetivo “asegurar el acceso de los pacientes a las prestaciones integrales sobre cuidados paliativos en sus distintas modalidades, en el ámbito público, privado y de la seguridad social y el acompañamiento a sus familias”.

La ley define a los cuidados paliativos como “un modelo de atención que mejora la calidad de vida de pacientes y familias que se enfrentan a los problemas asociados con enfermedades que amenazan o limitan la vida”.

En ese sentido, plantea el desarrollo de una estrategia de atención interdisciplinaria centrada en la persona, que atienda las necesidades físicas, psíquicas, sociales y espirituales de los pacientes que padecen enfermedades amenazantes y/o limitantes para la vida.

También busca promover el acceso a las terapias tanto farmacológicas como no farmacológicas disponibles y basadas en la evidencia científica para la atención paliativa; y promover la formación profesional de grado y posgrado, la educación continua y la investigación en cuidados paliativos.

¿Qué cambia en Argentina a partir de  la sanción? 

La doctora en Derecho y Bioética, Susana Ciruzzi, que participó de la redacción del proyecto y es miembro de la Asociación Argentina de Medicina y Cuidados Paliativos, explicó en diálogo con la Agencia de noticias científicas de la UNQ, que las ventajas de la Ley se vinculan con dotar de un marco legal de garantía y referencia al acceso a los cuidados paliativos: “Si bien ya la ley de derechos del paciente y el código civil nombraban a los cuidados paliativos como un derecho prestacional, no había ningún desarrollo al respecto”. 

En esa dirección, detalló que la nueva normativa propone una serie de ejes fundamentales para garantizar el acceso a los cuidados paliativos, como la formación de equipos interdisciplinarios, la capacitación de los profesionales en los distintos niveles de atención, el reconocimiento de la importancia del acceso a los opioides, el cuidado humanizado y el involucramiento de la comunidad. 

Según la especialista, a partir de la Ley se incorpora, también, el concepto de “intervención temprana”, algo de suma importancia para que los cuidados paliativos no sean vistos solo como una alternativa al final de la vida. “Desde el momento en que tenemos un diagnóstico de una enfermedad limitante o amenazante de la vida, una patología crónica y grave, los cuidados paliativos deben participar a través de distintos modelos de atención”

En Argentina se calcula que menos de un 14 por ciento de la población tiene acceso a los cuidados paliativos y al tratamiento del dolor. “Es difícil encontrar en cada efector la formación de equipos interdisciplinarios para la atención paliativa, la cobertura de obras sociales y prepagas es escasa. En los pocos efectores que lo reconocen tienen una mirada bastante sesgada y focalizada en la enfermedad oncológica; asimismo, el acceso a los opioides es también muy dificultoso”, aseguró Ciruzzi.