domingo, febrero 25, 2024
CONTAMINACIÓN EN VIRREY DEL PINO

Vecinos de Virrey del Pino exigen frenar la contaminación por glifosato

Por Ana Breccia y Gianluca Forni

A la vera de la ruta 3, Parex-Klaukol y CEAMSE forman parte del paisaje de Virrey de Pino desde hace décadas. O tal vez, del ADN de una comunidad que almacena no solo plomo en sangre, sino también históricas batallas contra las grandes empresas contaminantes. Ahora, como si fuera poco, los vecinos se enfrentan a una nueva batalla en ese barrio del sur de La Matanza: el glifosato. 

Era un juego. Érika Gebel no pensó que los chicos del barrio exponían su salud mientras corrían detrás del tractor en las 300 hectáreas de campo sojero a metros de su hogar. Así lo consideró hasta que puso un pie en Toxicología del Hospital Gutiérrez de la Ciudad de Buenos Aires. “Dolor de cabeza, sangrado de nariz, presión alta, dolor de estómago, náuseas, vómitos, diarrea, ardor en la piel, reacciones alérgicas y dificultad respiratoria”, son algunos de los síntomas que Érika enumera y que la llevaron tanto a ella, como a su familia, a someterse a estudios toxicológicos. 

Si bien Érika decide reservar esos análisis clínicos y no exponerlos públicamente, los resultados que arrojaron fueron determinantes para uno de sus hijos y su marido: 2.50 y 3.50 de glifosato en sangre. Lo que encendió la alerta en el barrio que también alberga una gran comunidad educativa como la Escuela Técnica N°13, el Jardín 1.000 y la Escuela Primaria 210, entre otras. 

El accionar de la vecina, que vivió por mucho tiempo en Capital Federal y formó su nuevo hogar cerca del barrio Nicole, fue inmediato al obtener los resultados:”Me pude alejar por algunos meses pero, por cuestiones económicas, tuve que regresar y alerté a la escuela. Se formó la Asamblea de Vecinos Envenenados en La Matanza y se realizaron denuncias en distintos lados, entre ellas en el Municipio”, apunta Gebel que, luego de ocho meses de reclamos, asegura: “No hemos tenido ninguna respuesta de parte del Municipio ni de la gobernación. Presentamos un petitorio en el mes de noviembre del 2021 donde pedíamos que se hiciera presente Secretaría de Salud para que nos entragaran bidones de agua y que detengan las fumigaciones. Pero nada de eso ha sucedido”.

Pero en las redes sociales la viralización del contenido es constante. Videos, folletos y publicaciones colmaron Facebook por lo que, radios y portales locales, dieron a conocer el reclamo que, más tarde, llevaron a la puerta del Municipio, donde pidieron un informe sobre los dueños de los respectivos campos.

Por su parte, desde la comuna aseguran que se comunicaron con los respectivos hospitales y que “nadie sabe de los casos. Por protocolo los hospitales deben informar estos casos al gobierno correspondiente”Además, niegan que se haya presentado un reclamo o denuncia en la Municipalidad de La Matanza.

Érika Gébel en Mesa de Entradas del Municipio de La Matanza

Pero, concejales del Frente de Izquierda y de Juntos por el Cambio se contactaron con los vecinos y tomaron cartas en el asunto para que esto escalara al Honorable Concejo Deliberante a través de una minuta y un proyecto de ordenanza que deberá ser tratado en comisión. 

Los tres objetivos del documento establecen: 

-“La protección de la salud humana, de los recursos naturales y de la producción racional realizada a través de la correcta utilización de productos agroquímicos en La Matanza”.

-“Establecer el marco de acción para garantizar la reducción de los riesgos y efectos del uso de agroquímicos en la salud humana y en el ambiente”.

-“Regular y ordenar la utilización de agroquímicos en áreas urbanas, viviendas rurales, establecimientos educativos, cursos de agua, pozos de agua potable y demás áreas del distrito que la autoridad de aplicación considere”.

Ahora la asamblea de vecinos recibió una noticia: “En la causa por las fumigaciones con agrotóxicos en el Barrio Nicole y Aledaños en el Partido de La Matanza, la justicia ordenó un inspección judicial como medida precautelar sobre el área del barrio que linda con los campos fumigados”, indicaron. 

Agregan que la orden judicial la dictó el titular del Juzgado Criminal y Correccional Nro 2,  Jorge Rodríguez, y tiene como fundamento “corroborar los hechos denunciados en la demanda ambiental”. La acción judicial ambiental se tramita dentro del marco de la causa “Mendoza” sobre la contaminación de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Días después, la comunidad, recibió otra noticia: Érika Gebel fue “intimidada a pocos metros de su domicilio”. Hacemos responsables a las autoridades políticas, judiciales e incluso a la Sociedad Anónima dueña del campo por la integridad física y psíquica de Erika, su familia y la de cualquier miembro de esta Asamblea”, publicaron en sus redes sociales.