Comenzaron las obras de construcción de la nueva Alcaldía de La Matanza

Las obras para la construcción de una nueva Alcaidía Modular en González Catán fueron iniciadas por el Gobierno bonaerense con el objetivo de alojar a personas que se encuentran en comisarías y mejorar las condiciones de hacinamiento de los detenidos en los lugares provisorios.

La nueva alcaidía contará, que estará en funcionamiento a mitad del 2023 según informaron oficialmente, con más de 3.500 m2 cubiertos, 1.700 m2 de espacios al aire libre, zonas de circulación y áreas asegurativas, compuestas por 4 módulos, 32 celdas y 1 patio central. También el edificio tendrá doble alambrado, cerca perimetral de mampostería y vigilancia en altura, además de portales de acceso, ventanales luminosos y un sector administrativo.

La obra, que forma parte del Plan de Infraestructura Penitenciaria 2020-2023, incluye la puesta en marcha de alcaidías y la ampliación de 12 mil plazas carcelarias. Además, se abrieron las inscripciones para el ingreso de agentes y personal.

Las nuevas alcaldías se realizan en base a las Reglas Mandela “para el tratamiento de las personas privadas de la libertad, respetando los estándares que se reconocen como idóneos para el tratamiento de los internos”, explicaron desde la provincia.

El crecimiento de la población encarcelada es un grave problema que atraviesa la provincia de Buenos Aires. En tal sentido, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) advirtió, a través de un informe, que en 2021 la sobrepoblación en cárceles bonaerenses alcanzó el 111 por ciento y que las 49.662 personas detenidas bajo la órbita del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) están alojadas en las 22.060 plazas que tienen actualmente las 66 unidades penitenciarias. Mientras que en comisarías la sobrepoblación alcanzó el 232 por ciento, con 4.445 personas alojadas en 1300 plazas.

La CPM indicó que entre 2020 y 2021 fue del 7,9 por ciento y reconoció que “como propuesta para resolver este problema, el gobierno provincial construyó 1.300 nuevas plazas, pero ingresaron al sistema 3.600 nuevos detenidos. Si no se modifica la política criminal, las medidas adoptadas no resolverán el problema”.