San Justo: Un estudio del Hospital Italiano detectó un pico de enfermedades respiratorias virales en infancias

En la primera mitad del año se verificó un incremento “inusual” de enfermedades respiratorias virales en infancias, según un estudio realizado por el Hospital Italiano con pacientes de la sede de San Justo, de localidades de la zona norte y sur del Gran Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires.

El trabajo especifica que del 1 de enero al 30 de junio, el 94,3% de las 456 muestras analizadas para técnicas de cuadros respiratorios de 406 pacientes menores a 18 años fueron positivas para algún virus.

Los especialistas del Hospital señalaron que el incremento de las afecciones respiratorias se debe a “la alta circulación de varios virus en simultáneo y la falta de anticuerpos de niños y niñas para estos agentes debido al aislamiento por la pandemia”, según especialistas. 

Los resultados del estudio establecieron que “el virus más frecuentemente aislado fue el rhinovirus, en un 44,1%”. Ese agente es el causante principal del resfriado común, cuyos síntomas incluyen faringitis, rinitis, congestión nasal, estornudos y tos, algunas veces acompañada de mialgia, fatiga, malestar general, cefalea, debilidad muscular o pérdida del apetito.

Le siguió, en cantidad de casos, el virus sincicial respiratorio (VSR), con un 17,97%, que es el microbio más común que causa infecciones en los pulmones y en las vías respiratorias en bebés y en niños y niñas pequeñas y el metapneumovirus con un 18% y un 16,5%, respectivamente. 

El estudio, denominado “Vigilancia de virus respiratorios y evaluación de la utilidad de un método de diagnóstico sindrómico rápido (Panel Respiratorio FilmArray) en pacientes internados pediátricos de 2 hospitales de 3 Nivel”, fue realizado con muestras de pacientes residentes en la centro hospitalario de San Justo, en la sede central de la Ciudad de Buenos Aires y en los establecimientos de la zona sur y norte del conurbano.

“Es un porcentaje de positividad en cuadros virales respiratorios que no hemos tenido nunca antes, porque habitualmente ronda mucho menos, en un 60 o 70%”, aseguró la titular del área de Infectología Pediátrica del Hospital Italiano y miembro del comité de infecciones de SADI, Analía de Cristófano.

La médica indicó que estos datos son coincidentes con los informados por especialistas de los hospitales pediátricos del Garrahan, Gutiérrez y Pedro de Elizalde, quienes consignaron que hubo un incremento pronunciado en casos respiratorios virales en pacientes de esos centros, con igual cantidad de virus en simultáneo y en el mismo período que indica el estudio, a través de un meeting realizado semanas atrás entre profesionales de esas instituciones.

Sobre las causas de este alto porcentaje de enfermedades respiratorias virales en infancias, Cristófano indicó que “no se trata de bajas defensas en las infancias después de dos años y medio del coronavirus, el concepto es otro”.

“Los niños y niñas no han generado anticuerpos específicos a estos agentes porque no se expusieron por un gran tiempo a la gran variedad de virus, que circulan todos los años, al no tener escuela de forma presencial; hablamos de cuadros virales que producen tos, catarro, dolor de panza, diarrea”, explicó.

Al mismo tiempo, alertó que “hay muchos más virus circulando a la vez, que no es lo usual”. 

Lo que sucede generalmente, indicó la especialista, es que hay ciclos, en algunos meses hay virus sincicial respiratorio, en otros meses, influenza o rinovirus. 

Otra cuestión que influyó en el aumento de cuadros virales pediátricos simultáneos es que “niños de 4 o 5 años que podrían haber estado expuestos a estos microorganismos a los 3 años, cuando iniciaron el jardín, no lo estuvieron, y eso suma más población pediátrica expuesta a la vez”.

La media de edad de los pacientes del estudio fue de 2,52 años, el 54% varones y el promedio de internación fue de 4 días.

“Solo el 5% de los resultados fueron positivos para SARS-Cov-2, a diferencia de los dos años previos en los que fue el virus predominante y sólo en un 4% se rescató Influenza A”, especificó el estudio.

De acuerdo con el análisis de  los antecedentes de los pacientes, el 46,5% presentaba enfermedad de base, un 9,85% cardiovascular, 7,64% respiratoria crónica, 7% hematooncológica, 5,2% trasplante de órgano sólido y, 4% hepatopatías.

El 67,8% tenía antecedentes de episodios previos y el 72% de los pacientes requirió oxígeno suplementario, en tanto, el 25% precisó cuidados intensivos.

A su vez, el 74% de los episodios se presentaron como infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB) mientras que el 22%, evidenció catarro de vías aéreas superiores (CVAS).