domingo, abril 21, 2024
PROVINCIA

Más del 70% de los alumnos bonaerenses acceden a tres comidas diarias

Más de dos millones de alumnos y alumnas de escuelas bonaerenses acceden a tres comidas diarias en el marco del Servicio Alimentario Escolar (SAE), lo que significa una cobertura superior al 70% de la matrícula total escolarizada de la provincia de Buenos Aires.

De acuerdo a información oficial de la provincia de Buenos Aires, este programa del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, junto al Módulo Extraordinario para la Seguridad Alimentaria (MESA), que trabaja sobre la educación y las buenas prácticas nutricionales para las y los escolarizados, son los que organizan la compra de comida para desayunos, almuerzos, meriendas y cenas.

Esos alimentos se distribuyen a través de módulos entregados a cada familia o consumidos durante la jornada escolar. 

En la provincia de Buenos Aires, el SAE fue creado con el objetivo de mejorar las condiciones de salud y las aptitudes para el aprendizaje de la población escolar con necesidades nutricionales insatisfechas, y/o en situación de riesgo social.

Las iniciativas buscan garantizar una cobertura nutricional uniforme a todos los niños, niñas y adolescentes que concurran a instituciones educativas de gestión pública estatal en los niveles inicial, primario, secundario y de la modalidad de educación especial de la provincia de Buenos Aires. 

En la actualidad, el programa alcanza a 2.275.216 estudiantes en la modalidad desayuno/merienda y a 1.109.927 en el comedor.

Las modalidades desayuno-merienda y comedor “listo consumo” alcanzan a un universo de 18.722 y 48.796 de niños, niñas y adolescentes, respectivamente; mientras que en albergues y residencias la asistencia alimentaria llega 4.385 niños, niñas y adolescentes. 

El Gobierno bonaerense informó que invierte $199,88 por cada destinatario en las modalidades presenciales, lo que significa mensualmente $3997,60 para cada niño, niña y adolescente, y destina una inversión total mensual para el Servicio Alimentario Escolar de $13.345.033.508. 

La inversión, además, incluye la calidad nutricional del servicio lo que se traduce en el acondicionamiento de la infraestructura de los comedores escolares y en la capacitación de 3.500 auxiliares en 99 distritos de la Provincia para una manipulación segura de alimentos.

Al SAE se le suma el programa MESA, que es una estrategia que se institucionalizó con el retorno a la presencialidad escolar, dado que durante la educación en cuarentena se entregaron módulos alimentarios mensuales a las familias bonaerenses de niños, niñas y adolescentes que asisten a los 11 mil comedores escolares, para asegurar la continuidad de la asistencia alimentaria. 

El objetivo del programa consiste en distribuir alimentos de valor nutricional ampliando el acceso a la alimentación sana a los hogares, articulando con las instituciones y las familias; más la entrega de cuadernillos-guías con buenas prácticas nutricionales y recetas de fácil preparación con los productos que contiene el módulo. 

El valor actual de los alimentos que contiene el módulo MESA equivale a $3.489,22 y alcanza a un universo de 2.032.712 familias con la incorporación en mayo de 2021 de 310.000 nuevos titulares del derecho.  

Para ser beneficiario del SAE en la provincia de Buenos Aires la incorporación se concreta a través de un informe que presenta el equipo de orientación escolar, que está habilitado a recabar datos sensibles de posibles beneficiarios.

El Gobierno bonaerense, además, destina una partida diferenciada para el equipamiento de línea blanca de los establecimientos educativos (heladeras, freezers, cocinas, etc.), con previa solicitud de los entes ejecutores y un presupuesto informado, al igual que para el equipamiento de vajilla y utensilios de los establecimientos educativos, con previa solicitud de los entes ejecutores y un presupuesto informado. 

Además, la Dirección General de Cultura y Educación se encarga de designar a los y las auxiliares de cocina en cada establecimiento, lo que genera una relación directa con los establecimientos educativos, y permite una mayor atención y acompañamiento ante eventuales conflictos. 

Los menú que se distribuyen son elaborados por el equipo de nutricionistas de la Dirección Provincial de Seguridad y Soberanía Alimentaria, según las edades de las y los estudiantes; e incluyen, entre otros, leche con cacao, té o mate cocido, yogur, cereales, galletitas, panificados y mermelada; y en el caso de la modalidad “listo consumo”, se informó que priorizan sándwiches que sean a base de queso con huevo o carne, y vegetales; tartas o empanadas de verduras; tortillas o croquetas de verduras y cereales.