viernes, julio 19, 2024
CINE Y SERIES

Marvel presentó el especial “Hombre Lobo por la noche”, con Gael García Bernal como protagonista

(Por Nicolás Biederman) – Con Gael García Bernal en el rol protagónico y una estética que homenajea al clásico cine de monstruos de los 30 y los 40, el especial “Hombre Lobo por la noche” llegó el pasado sábado a la plataforma Disney+ para echar luz sobre el costado menos transitado de la propiedad intelectual de Marvel.

Tras más de una década de decenas de películas, y ahora también de series, que adaptan las tramas de los superhéroes de los cómics, la compañía que dirige Kevin Feige aprovecha la temporada de Halloween -que en EEUU y otras latitudes se celebra cada 31 de octubre- para llevar a la pantalla a uno de esos personajes de la franquicia que solo conocen los fans más fervorosos de la historieta.

Se trata de Jack Russell, cuyo origen en las páginas puede rastrearse hasta los 70 y es un caza monstruos él mismo afligido por una maldición familiar que lo convierte en Hombre Lobo cuando hay luna llena.

La trama sigue a este hombre en su llegada al Templo Bloodstone, tras la muerte del líder de un grupo secreto de cazadores de monstruos.

Allí están sus “colegas” de oficio y Elsa (Laura Donnelly), la hija de Bloodstone, distanciada por años de su padre que volvió a reclamar lo que le corresponde.

Como parte de la celebración del funeral, los presentes se enteran de que la poderosa 
Inspirado en los climas y estéticas del cine de monstruos que tuvo en los estudios Universal de los 30 y los 40 a Drácula, Frankenstein, el Hombre Lobo, La Momia y varios más, el especial de Marvel propone un filtro blanco y negro, hasta con las típicas quemaduras del fílmico que los espectadores veían cuando se hacía el cambio de rollo.


Así, mientras los cazadores se adentran en un laberinto de piedra y plantas en el jardín en busca de la bestia -que será otra agradable sorpresa para las audiencias familiarizadas con los cómics de Marvel-, el homenaje también luce, y se aprecia, en los efectos sonoros, el estilo de los títulos o el privilegio del maquillaje y efectos visuales prácticos por sobre los de computadora (que también los hay).

Destaca sobre el resto la banda de sonido, que remite al cine de sustos de la época y da sentido a la unión de todas las partes, y que lógicamente fue elegida por el director del especial, Michael Giacchino, el multipremiado compositor de música para películas que aquí goza de su apenas tercera experiencia como realizador (la primera fuera del formato del cortometraje).

El experimento, de 52 minutos, funciona como un atractivo y ameno escape de la sobreabundancia de los superhéroes; una cápsula aislada del omnipresente universo Marvel sin mayores pretensiones de profundidad.

Si también funciona como un test y “Hombre Lobo por la noche” se despliega más adelante con serie o película propia, eso estará por verse. Algo es seguro: Disney siempre tiene un as bajo la manga y el contrato a una figura como García Bernal no puede no tener una cláusula que abra la posibilidad de volver.