viernes, julio 19, 2024
CIUDAD

Vecinos de Ramos Mejía sur se reunirán con miembros de la Fiscalía General matancera por la inseguridad

Temor, indignación, impotencia es lo que sienten los vecinos de Ramos Mejía sur por los reiterados robos que sufren desde hace tres meses por un grupo de motochorros que operan diariamente, y con suma impunidad, en un radio que va desde la calle Oro y Avenida de Mayo hasta Mosconi y desde las vías del Ferrocarril Roca hasta Alvear.

La falta de eficacia de las fuerzas de seguridad para impedir que el vecindario sea víctima de los robos movilizó a los miembros de la comisión directiva de la Asociación Civil Vecinos de Ramos Mejía (ACVRM) para reclamar ante los responsables de brindar seguridad medidas para terminar con el acoso de los delincuentes.

En tal sentido, la Asociación vecinal logró que los miembros de la Fiscalía General de La Matanza, fiscales de Cámara y un representante de la Jefatura Departamental asistan a una reunión con los vecinos de la ciudad convocada para el próximo jueves 10, a las 19:00 horas, en la sede del Club Unidad de Matanza, ubicado en Pizarro 1368 de Ramos Mejía.

“Es muy importante que asistan la mayor cantidad de vecinas y vecinos porque desde la Fiscalía nos van a explicar cómo trabajan en materia de seguridad, la manera correcta de efectuar denuncias y, además, porque es la oportunidad para efectuarles preguntas y sacarnos nuestras dudas”, sostuvo la presidenta de la Asociación vecinal, Liliana Trombetta.

El vecindario expresó reiteradamente el asombro que le causa que los asaltantes motorizados recorran sistemáticamente esa franja acotada de la ciudad a partir del mediodía en busca de personas desprevenidas, fundamentalmente, para sustraerles los celulares.

En tal sentido, las paradas de colectivos sobre Avenida de Mayo en horarios de la siesta y las calles despobladas son momentos elegidos para despojar a los vecinos de sus pertenencias, en muchas ocasiones, a punta de pistola. 

La salida de los alumnos de los colegios Don Bosco y San Miguel son lugares “calientes” porque son los elegidos por los motochorros para sus atracos, de acuerdo con lo reportado por los vecinos.

Una de las medidas adoptadas por los integrantes de la ACVRM fue solicitar una reunión con los miembros de la Fiscalía General de La Matanza para manifestar su preocupación ante la constante presencia de los delincuentes en las mismas zonas sin ser atrapados por la Policía.

El pedido se materializó en el encuentro mantenido el 26 de octubre con la Fiscal General, con fiscales de Cámara y auxiliares en la que los miembros de la Asociación vecinal les transmitieron los reiterados hechos de inseguridad y les explicaron las acciones implementadas vinculadas con la instalación de cámaras, alarmas, luminarias y la creación de números grupos de Whatsapp que mantienen comunicados a los barrios que forman parte de la cuadrícula 17.

“Les informamos a los miembros de la Fiscalía que hace tres meses hay tres motos que circulan por la zona cometiendo robos. A través de las cámaras vecinales las tenemos identificadas y aportamos las pruebas a la Comisaría correspondiente a la cuadrícula y no hubo resultados positivos”, indicaron desde la ACVRM.

El vicepresidente de la Asociación vecinal, Roberto Peduto, sostuvo que les indicaron a los fiscales que en la zona de Av. de Mayo, Brandsen, Colombia y Florencio Varela hay constantes robos de equipos de telefonía celular.

La presencia de los fiscales y de la plana mayor de la Policía se constituirá en una ocasión inmejorable para que el vecindario le manifieste las inquietudes sobre la inseguridad que, sin duda, atenta contra la calidad de vida de los vecinos de la ciudad.