sábado, mayo 25, 2024
PROVINCIA

La provincia de Buenos Aires adherirá al tope de aumentos en las cuotas de los colegios privados

La provincia de Buenos Aires adherirá al tope de aumentos en las cuotas de los colegios privados acordado por el Gobierno nacional con las cámaras del sector, en el marco del programa Precios Justos, anunció el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, luego de presentar ante el Consejo Federal de Educación el acuerdo firmado con el ministro de Economía, Sergio Massa, y el secretario de Comercio,Matías Tombolini.

El objetivo principal de Massa es contener la suba de la inflación hasta junio próximo por lo que se estableció un tope de incrementos que, como novedad, se trasladan a las cuotas de los colegios privados.

En tal sentido, el Gobierno bonaerense se sumó a la iniciativa lo que es de suma importancia para la administración central por la cantidad de instituciones educativas que funcionan en la provincia más poblada del país.

Como medida adicional, el Gobierno nacional prorrogó hasta fin de este año la eximición que gozan las instituciones privadas de enseñanza del pago de contribuciones patronales, a través del decreto 69/2023 publicado el pasado viernes en el Boletín Oficial.

Massa, además, anticipó que buscará un acuerdo con todas las jurisdicciones para que los colegios privados paguen los servicios de luz y gas bajo un esquema similar al que existe para los clubes de barrio, enmarcado en la tarea social que realizan.

En diciembre de 2019, la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública estableció entre otras cuestiones nuevas alícuotas a las contribuciones patronales, eximió a los empleadores titulares de establecimientos educativos de gestión privada hasta fin de 2020, y facultó al Poder Ejecutivo a prorrogar la eximición, lo que se hizo por decreto en 2021 y 2022.

En esta oportunidad, el Gobierno destacó que “el principal costo operativo y financiero de los establecimientos educativos de gestión privada está representado por el componente salarial, en el que se incluyen las correspondientes contribuciones patronales”.

Además indicó que de no prorrogarse la eximición “se produciría un incremento desmesurado en las contribuciones patronales a pagar por las instituciones, el que sería incluso mayor en jurisdicciones alejadas de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, ya que las reducciones de las que actualmente se benefician estos establecimientos difieren en las diversas áreas y regiones del país conforme a la normativa vigente”.

En ese sentido, subrayó que “el incremento de las contribuciones patronales generará un aumento importante en las partidas presupuestarias de las provincias, ya que el aporte estatal no solo contribuye para el pago de los sueldos de los y las docentes curriculares sino también al pago de las contribuciones patronales de aquellos salarios”.

Por otra parte, señaló que “en los casos en los cuales el instituto educativo no reciba aporte estatal, o lo reciba parcialmente, el significativo aumento de las contribuciones patronales originará incrementos importantes en el valor de los aranceles que abonan las familias por los servicios educativos y afectará su economía”.