viernes, julio 19, 2024
MUNICIPIO

Denunciarán a policías y personal médico luego de la liberación de los padres acusados de la muerte de la beba en La Matanza

El abogado de los padres de la beba de 21 días que falleció de un paro cardíaco en el Hospital Balestrini de Ciudad Evita, y que fueron liberados el pasado sábado luego de ser acusados por la muerte de su hija, denunciará a los efectivos de la policía bonaerense por tortura física y psicológica y, además, al personal médico y a la directora del nosocomio por suministrar información errónea a la justicia.

La denuncia será radicada en los próximos días por el abogado Miguel Ángel Racanelli, quien solicitará a la Justicia que se investigue la razón por la que los efectivos, tanto de la comisaría de Altos de Laferrere como de la dependencia de San Alberto, no cumplieron la orden del juez que disponía que los padres de la beba fallecida tenían que estar aislados del resto de los reclusos. 

Racanelli, en dialogo con Télam, sostuvo que a sus defendidos “los entregaron y los hicieron moler a palos.La responsabilidad la tienen quienes los custodiaban”. 

A su vez, el abogado indicó que presentará una denuncia contra el personal médico que realizó el primer diagnóstico que indicaba un presunto abuso sexual y, además, contra la directora del hospital Balestrini de La Matanza. 

El diagnostico emitido por los médicos fue “tendencioso, fue una crueldad absoluta lo que hicieron a partir del informe erróneo de los médicos”, sostuvo Racanelli. 

Es que el juez de Garantías 3 de La Matanza, Rubén Ochipinti, decretó el cese de la detención de los dos jóvenes de 24 y 26 años, quienes estaban presos desde el martes pasado acusados de la muerte de su beba, Alison Barrientos Rivero.

La decisión del magistrado derivó de los resultados del informe preliminar de la autopsia, que arrojó que la beba sufrió una asfixia mientras era amamantada.

En la necropsia tampoco se hallaron lesiones que pudieran inferir una muerte traumática o indicativas de un presunto abuso sexual, tal como esgrimieron las autoridades del hospital Balestrini de La Matanza.

Es que en principio las autoridades del Hospital Balestrini de La Matanza aseguraron que la beba había llegado al hospital el martes por la mañana con un paro cardíaco y que pese a las maniobras de resucitación cardiopulmonar y tras quedar internada en terapia intensiva falleció a las pocas horas.

En ese marco, los responsables del área de pediatría y de neonatología denunciaron que la beba presentaba lesiones compatibles con un abuso sexual.

De esta manera, se dio intervención a la fiscal Silvana Breggia, de la Fiscalía Especializada en Conflictos Derivados de la Violencia Familiar y de Género y Delitos contra la Integridad Sexual de La Matanza, quien dispuso la aprehensión de los padres de Alison.

Ambos declararon ante la fiscal Breggia, quien les imputó el delito de “homicidio agravado por el vínculo” y dispuso que continuaran detenidos, a la espera de recabar el testimonio de los médicos del hospital Balestrini que atendieron a la beba en primera instancia.

“Obviamente el informe que emanó del hospital revela una total ignorancia en función de lo que el cuerpo de la criatura demostraba”, aseguró el abogado Racanelli.

Por otro lado, el letrado añadió: “de más está decir el sufrimiento de esta joven pareja, que no sólo no se pudieron despedir de los restos de su hijita, sino que además sufrió la mamá una feroz golpiza por parte de las internas que se encontraban detenidas en el mismo lugar que ella”.

Liliana Álvarez, directora del Hospital Balestrini, aseguró el miércoles que la beba de 21 días ingresó el martes por la mañana “en paro cardíaco” y que sus padres dijeron “que la encontraron dormidita”.

“En ese momento fue recibida por el cuerpo médico de la guardia de emergencias pediátricas y el equipo de neonatología. Hicieron los procedimientos para reanimar a un bebé en paro cardiorrespiratorio”, relató la médica.