miércoles, octubre 4, 2023
CIUDAD

Reglamentan la bonificación total de la tarifa eléctrica que beneficia a los Bomberos Voluntarios de Matanza

En mayo de 2022 las autoridades de los Bomberos Voluntarios de Matanza (BVM) fueron notificadas por Edenor de que les cortarían el suministro eléctrico y les retirarían los medidores de los 6 cuarteles que la institución posee en distintas localidades del distrito debido a la deuda que mantienen con la empresa.

La organización hizo pública en sus redes sociales la intimación de la empresa de servicios y manifestó su desconcierto debido a que la Ley Nacional 27.629 de Fortalecimiento del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, aprobada por el Senado nacional el 16 de Junio de 2021, otorgó beneficios específicos a las instituciones que prestan una tarea esencial a la comunidad como los Bomberos Voluntarios.

La normativa otorga “un tratamiento tarifario especial gratuito para los servicios públicos de provisión de energía eléctrica, gas natural provisto por red, agua potable y colección de desagües cloacales, telefonía fija, telefonía móvil en todas sus modalidades y servicios de las tecnologías de la información y las comunicaciones, que se encuentren bajo jurisdicción nacional, una vez promulgada la Ley”, según manifestaron los Bomberos Voluntarios a través de un comunicado.

Los reclamos reflotaban el fantasma de la crisis que desde hace años padece la institución, sin embargo, la semana pasada la Secretaría de Energía instruyó a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) para que implemente la bonificación total del costo de la energía para los bomberos voluntarios del país.

La Resolución 161/2023, publicada en el Boletín Oficial, hace efectiva los aspectos centrales de la ley que representa un alivio para los Bomberos Voluntarios de Matanza que avizoran un futuro más venturoso a partir de esta protección legal.

La disposición responde a la Ley N° 27.629, aprobada el 15 de junio de 2021, que establece diversas medidas de apoyo económico para mejorar el funcionamiento del sistema de bomberos voluntarios contemplando también a las prestaciones de seguridad social, cobertura de riesgos y beneficios impositivos.

Dicha Ley instituye un régimen tarifario especial gratuito para todas las entidades del sistema, incluyendo la energía eléctrica, gas natural, agua potable, telefonía fija y móvil; y otros servicios de comunicaciones que se encuentren bajo jurisdicción nacional.

Los beneficiarios del régimen son las asociaciones y federaciones de bomberos voluntarios, el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina y la Fundación Bomberos de Argentina, como entidades conformantes del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios.

Luego de un año y medio de ser aprobada la Ley y “dada la situación crítica que presentan los servicios públicos mencionados”, el pasado 16 de enero se reglamentó la bonificación en los servicios públicos a través del Decreto 23/2023 luego de haberse “expedido sin formular objeciones o bien prestando su conformidad las instancias técnicas de los ministerios competentes”.

Dicho decreto implementa el régimen tarifario especial e instruye a los diversos entes reguladores de servicios públicos a dictar las normas complementarias y aclaratorias que resulten necesarias para instrumentar el beneficio dentro de los sesenta días posteriores, además de ordenarles que garanticen que la calidad y las condiciones del servicio resulte equivalente al que reciben el resto de los usuarios.

Finalmente, con el fin de aplicar el beneficio tarifario respecto al servicio de energía eléctrica, la Secretaría de Energía estableció para la demanda de energía de los Bomberos Vluntarios la “bonificación total de los Precios de Referencia de la Potencia (Potref), del Precio Estabilizado de la Energía (PEE) y del Precio Estabilizado del Transporte (PET), así como de cualquier otro cargo de jurisdicción nacional” en el mercado mayorista.