viernes, julio 19, 2024
CIUDAD

Inseguridad: Los vecinos marcharán hacia la sede de la Municipalidad de La Matanza el próximo viernes

Foto de archivo: Andrés Pelozo.

La Matanza se transformó nuevamente en el centro de atención del país por la inseguridad: esta vez por el asesinato de un colectivero de la línea 620.

Al igual que con el crimen del kiosquero Roberto Sabo, el asesinato del chofer Pedro Daniel Barrientos circuló en los medios de todo el país, máxime con la agresión recibida por el ministro de Seguridad Sergio Berni, que fue víctima de una golpiza por un grupo de choferes que se manifestaban en reclamo de seguridad.

A partir de ese incidente los sectores políticos enrolados en las filas del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio echaron a andar múltiples versiones que fueron vistas por la ciudadanía como una burda manera de sacar ventaja de la segunda muerte que padece un trabajador del transporte en el distrito desde 2018.

Esa mirada hizo que los vecinos matanceros se movilizaran ante los índices delictivos que no ceden desde inicios de este año. Por ello, convocaron a una “marcha pacífica” para el viernes 14 de abril, a las 19:00 horas, en la sede municipal en San Justo.

Desde que cobrará trascendencia nacional el asesinato de Barrientos, las cuadrículas del norte del distrito matancero perdieron personal de la UTOI, de Gendarmería y patrulleros. Un comisario -que prefirió preservar su anonimato- explicó que en la actualidad se asignó a un patrullero para que controle a dos cuadrículas, en especial las que integran Ramos Mejía, San Justo, Villa Luzuriaga, Lomas del Mirador, entre otras.

Por otra parte, Nicolás, hijo del kiosquero asesinado Roberto Sabo, se quejó porque el local familiar ya no tiene la custodia policial prometida por el Ministerio de Seguridad provincial.

Pero, además, los reiterados robos y hechos delictivos en todas sus modalidades se reproducen cotidianamente lo que genera temor, indignación e impotencia en los vecinos de las distintas localidades del distrito.

Por eso, bajo la consigna “sin banderas políticas”, los vecinos de La Matanza se movilizan. “Queremos vivir sin miedo, que nos escuchen porque nos están matando”, señalan en los afiches a través de los cuales pretenden movilizar a un número importante de ciudadanos para que se hagan escuchar y que no expresen sólo su pedido de seguridad a través de las redes sociales.