sábado, mayo 25, 2024
CONURBANO

Cayó Chaki Chan, Un narco que manejaba todo el narcotráfico de La Matanza

fue apresado en Ciudad Evita

Imagen: Prensa PFA

Un joven de 29 años conocido como “Chaki Chan”, que estaba prófugo acusado de ser el líder de una banda narcocriminal que operaba en el partido bonaerense de La Matanza y disputaba la zona con amenazas y balaceras, fue detenido en el marco de 18 nuevos allanamientos, informaron fuentes policiales.

Se trata de Nicolás Nahuel Guimil, quien fue detenido el miércoles pasado, por detectives de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA) en la calle 1000, al frente de la casa Nº 100 del barrio Villegas de la localidad bonaerense de Ciudad Evita (La Matanza)

Su detención, según los voceros, se dio en el marco de una causa por infracción a la ley 23.737 donde la PFA, a través de su área específica de Drogas Peligrosas, realizó otros 18 allanamientos para desbaratar a la banda por orden del Juzgado Federal 3 de Morón a cargo, la Fiscalía Federal 1 de Morón, la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y la Unidad Funcional de Investigación Temática de Estupefacientes de La Matanza.

En esos procedimientos se logró incautar más de 20 kilos de estupefacientes además de armas de fuego, dinero y vehículos.

Los investigadores informaron que también se pudo descubrir las maniobras que empleaba la organización para intentar blanquear el dinero que obtenía de su narcoactividad en comercios registrados como legítimos como una empresa constructora, una ferretería y un local gastronómico de comidas rápidas.

“Chaki Chan” ya había sido detenido en marzo de 2017, cuando tenía 23 años, y durante un allanamiento realizado en una vivienda de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, acusado de comandar una violenta banda narco que operaba en distintos barrios de La Matanza y Morón.

En ese momento, “Chaki Chan” había sido detenido luego de algunos intentos fallidos por parte de los investigadores, ya que el sospechoso había instalado en su casa un sistema de monitoreo y vigilancia muy avanzado que le permitía advertir la llegada de la policía y escapar.

También el ahora detenido había sido buscado por amenazar telefónicamente y por mensaje de texto a un fiscal de La Matanza y por asaltar a punta de pistola a personas que vendían cosas robadas, para luego obligarlas a vender drogas a cambio de un pago semanal´.

Crédito, Prensa PFA