sábado, mayo 25, 2024
DESTACADA

Haedo: Un funcionario judicial localizó un auto robado y se tiroteó con el presunto delincuente

Un defensor público hirió a balazos a uno de los dos presuntos delincuentes que le robaron el auto a un familiar suyo en la localidad bonaerense de Haedo, tras ubicar al vehículo sustraído siguiendo la geolocalización de un teléfono celular que quedó olvidado en el interior del rodado.

Según informaron fuentes policiales y judiciales, el hecho ocurrió el sábado por la tarde cuando dos presuntos delincuentes le sustrajeron el vehículo a un familiar de un defensor público del Departamento Judicial de Morón.

Tras un seguimiento por el GPS del teléfono celular que se encontraba en el interior del vehículo, se estableció que el rodado se encontraba detenido en el cruce de las calles París y Directorio, barrio Envión, de Haedo, a metros de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Una vez hallado el rodado, el funcionario judicial observó que junto a él se encontraba un hombre armado, por lo que lo increpó y comenzó un enfrentamiento entre ambos, lo que provocó la fuga del sospechoso.

Los investigadores indicaron que, momentos después, los efectivos de la comisaría 2da. de Haedo hallaron a una persona con heridas de arma de fuego en el rostro, pierna y cadera en la intersección de las calles París y Directorio de la mencionada localidad del oeste del conurbano, y ahora se investiga si tuvo relación con el hecho.

El presunto ladrón, de 28 años, fue trasladado al Hospital de Morón, donde fue operado y se encontraba internado en grave estado.

Al lugar del hecho arribó personal de Policía científica, que secuestró una pistola calibre .380, la cual había sido utilizada por el funcionario al resistir al asalto y, además, nueve vainas servidas. 

Según las fuentes, el fiscal de turno que intervino en la causa ordenó un allanamiento en una vivienda ubicada en calle París al 400 para dar con el paradero del delincuente prófugo, donde lograron secuestrar diez teléfonos celulares y una tablet, aunque no encontraron a la persona buscada. 

En la causa intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial Morón, quien dispuso las diligencias de rigor por el hecho caratulado como “Robo en grado de tentativa”.

En un principio, no se tomó temperamento hacia el funcionario judicial ya que el fiscal consideró que actuó en legítima defensa, ni con el presunto delincuente herido, hasta que avance la investigación para determinar su participación o no en el hecho, indicaron voceros judiciales.