martes, julio 16, 2024
PAÍS

Según la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) la represión del 12 de junio buscó la criminalización de la protesta

Afirmaron que fue la “más brutal” de todas las represiones

Foto/Andrés Pelozo

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) consideró en un informe que la represión contra las personas que se manifestaron en las inmediaciones del Congreso en el marco del tratamiento de la Ley Bases el pasado 12 de junio “marca una peligrosa profundización en la política de criminalización de la protesta y pone en peligro el sistema democrático y republicano de gobierno”. 

Foto/Andrés Pelozo

En el trabajo, se puntualizó que “más de 600 personas resultaron heridas con quemaduras por el lanzamiento de gases químicos, disparos con postas de goma y golpes con la tonfa” y se detalló que “35 personas fueron detenidas de manera arbitraria y cinco de ellas permanecen aún hoy alojadas en cárceles del sistema federal”.

Foto/Andrés Pelozo

Se detalló que “las fuerzas de seguridad reprimieron de manera indiscriminada y con extrema violencia justificadas por el gobierno en la aplicación del protocolo antipiquetes, aún cuando fueron los propios cordones policiales los que cortaron la circulación vehicular en las adyacencias del Congreso”.

Foto/Andrés Pelozo

Se concluyó que el operativo de seguridad culminó con 35 detenciones, 22 realizadas por la Policía de la Ciudad y 13 por la Policía Federal. De ese total, 33 personas fueron imputadas en el ámbito federal acusadas por graves delitos, y cinco de ellas continúan detenidas en unidades penitenciarias. 

Unidad Penal. Imagen: Justicia Restaurativa Argentina/Andrés Pelozo

En cuanto a las consecuencias de la represión, el informe señala que, de acuerdo a lo relevado por la CPM, el Cuerpo de Evacuación y Primeros Auxilios (CEPA) y las postas sanitarias, se registraron al menos 638 personas heridas o afectadas por la violencia policial con heridas de bala de goma, quemadura provocada por los gases químicos, traumatismos de cráneo, dificultades respiratorias agudas, situaciones de broncoespamos y crisis de angustia.

Foto/Andrés Pelozo

Por último, se registraron tareas de inteligencia, incluida la videofilmación de manifestantes, potencialmente ilegales realizadas por personal policial de civil y/o de otra agencia estatal sin identificar. La utilización y destino de estos registros deben contar con el debido control judicial y, por lo tanto, este hecho debe investigarse.

Foto/Andrés Pelozo

Imágenes: A:.P:.

Fuente: Somos Télam