El tenis le da vida a los clubes de Ramos

El silencio que durante los últimos seis meses fue el habitante privilegiado de las sedes de los clubes de Ramos fue perdiendo la exclusividad. Las risas de los chicos, esta vez contenidas por los barbijos, resonaron durante septiembre ante las miradas de satisfacción de los profesores de tenis que retornaron con las clases tan esperadas. Entre la última semana de agosto y los primeros días de este mes Ramos Mejía LTC, Estudiantil Porteño, Bomberitos y la Unión General Armenia de Cultura Física – Homenetmen, entre otros, recibieron la autorización municipal para retomar con las actividades vinculadas con la práctica del tenis.

Las instalaciones de los clubes abrieron para el desarrollo de entrenamientos, clases y partidos bajo estrictos protocolos que garanticen la seguridad y que permitan la recreación y esparcimiento de jugadores y jugadoras de todas las edades.El coordinador de la actividad en la academia de Estudiantil Porteño, Juan Pablo Brzezicki, explicó las características del protocolo que llevan adelante: “quienes tengan previamente registrado su nombre para asistir, se los manda a la casilla de tenis, se les toma la fiebre en la entrada, se realiza una declaración jurada; todo cinco minutos antes de efectuar la actividad”. Brzezicki agregó que “por el momento, los entrenamientos se desarrollan de lunes a viernes en bloques de una hora y media, con dos jugadores por cancha junto a un profesor”.

Por su parte, Ramos Mejía LTC formó una Subcomisión de Tenis especial para el período de cuarentena que trabaja en un proyecto de mejora integral de la actividad ante la situación crítica que provocó la pandemia.“En esta primera etapa, la Comisión Directiva pone a disposición de tareas a un canchero con una jornada fija de al menos 4 horas destinadas al mantenimiento de las canchas. Desde la SCT nos comprometemos a mantener los insumos necesarios para dichas tareas y el cumplimiento del protocolo en vigencia”, expresaron a través de un comunicado.

Al igual que el resto de los clubes el “Rancho” instauró un sistema de reservas de las canchas con horarios y días rotativos para evitar privilegios entre los socios con el objetivo de garantizar el uso de las instalaciones de manera igualitaria. “Tengamos conciencia de que es responsabilidad de todos y todas mantener abierta la actividad que además de ser importante para nuestros asociados/as y es fuente de trabajo para profesores y empleados del club”, concluye el comunicado.

El club de la comunidad armenia Homenetmen y Bomberitos también comenzaron con los entrenamientos y clases para adultos, escuelita de tenis y juego libre con la aplicación de los protocolos correspondientes y con la exigencia de que los socios lleguen cambiados al club ante la imposibilidad de utilizar los vestuarios que no serán habilitados hasta que no concluya la crisis sanitaria.

DeRamos Digital, 22 de septiembre de 2020.-