El fin de semana de Ramos revivió con la peatonalización de las calles céntricas

La apertura paulatina de bares y restaurantes derivó en una consecuencia impensada: la semipeatonalización de un circuito callejero improvisado que cambió la fisonomía habitual en parte del centro de Ramos. Es que a partir del viernes pasado el municipio les permitió a los comercios gastronómicos ubicados en calle Necochea, entre Rivadavia y Rosales; y Rosales, entre Necochea y Avenida de Mayo ocupar parte de la acera con mesas y sillas, en el marco de una prueba piloto.

Estos tramos sólo se cerrarán de jueves a sábados de 19:00 a 1:00 y los domingos, de 12:00 a 21:00.Los comerciantes indicaron que realizaron gestiones ante las autoridades municipales para la implementación de esta medida debido a que las dimensiones de las veredas no permiten ser ocupadas por muchas mesas y sillas y, hasta que no se habiliten los espacios interiores de los locales, la única alternativa es utilizar una franja de la calle.

Las calles cerradas al tránsito con vallas custodiadas por la guardia urbana municipal hizo que algunos recordaran un proyecto presentado hace algunos años para convertir un tramo de la calle Necochea en peatonal, aunque la idea fue resistida por los comerciantes en aquel momento.

DeRamos digital, 26 de octubre de 2020.-


Open chat