La oposición pide interpelar a Espinoza, en el Concejo Deliberante, por la inseguridad

La muerte de la vecina de Ramos como consecuencia del accionar delictivo de un motochorro provocó la reacción de los sectores políticos y eclesiásticos del distrito. En tal sentido, la presidente del Bloque de concejales de Juntos por el Cambio, Pamela Loisi, y el concejal de Cambiemos Juntos La Matanza, Eduardo Creus, presentaron ayer en el HCD un pedido de interpelación al intendente Fernando Espinoza y al subsecretario de Protección Ciudadana, Jorge Tapia.

Ambos ediles piden que el jefe comunal y su funcionario asistan a la primera sesión ordinaria del año, pautada para el 15 de abril, para informar “lo relativo al Plan de Seguridad para La Matanza, teniendo en cuenta los graves hechos de inseguridad que azotan al distrito”, según los fundamentos del pedido.

Los miembros de la oposición reclaman que desde el ejecutivo local se les brinde detalles sobre las tareas de prevención del delito, como también los recursos destinados por parte del gobierno provincial para garantizar la seguridad en la comuna.

Asimismo, indican que a pesar del relanzamiento del Consejo Municipal de Seguridad y del mega plan de seguridad anunciado en compañía del gobernador bonaerense, Axel Kicillof y del ministro de Seguridad, Sergio Berni, “sólo en el primer mes del año hubo más de 10 homicidios en el distrito, todos ellos víctimas de inseguridad”, según expresan en el proyecto de decreto.

Los constantes robos y las movilizaciones de los vecinos y vecinas de Ramos Mejía, Lomas del Mirador y de Villa Luzuriaga en reclamo de mayor seguridad y la repercusión mediática a nivel nacional que tuvo la muerte de la vecina de Ramos, María Rosa Daglio, hizo que el Obispado de San Justo difundiera una carta en la que le reclama al intendente y a la cúpula policial del distrito que “arbitren los medios necesarios para un real control del delito”.

En la nota, firmada por un sector importante de sacerdotes que pertenecen a la Diócesis de San Justo, señalan que “debemos acoger y escuchar historias de mujeres violentadas en la vía pública, robo a mano armada, ladrones en moto, inhibidores de puertas de autos, parroquias víctimas de actos delictivos (San Pío X, Stella Maris, Catedral, María Auxiliadora, San Alberto, San Roque IC, San Pantaleón y otras más) y hasta penosos hechos de víctimas fatales fruto de intentos de robo”.

El reclamo, que también está dirigido a los responsables de la Jefatura Departamental, del Comando de Coordinación Estratégica y a la Jefatura del Centro Operativo de Patrullas-Comando Norte, enfatiza: “toda estas situaciones han hecho que los vecinos tengamos miedo de ingresar a nuestras casas por las así llamadas entraderas, muchas familias han tenido que cambiar sus hábitos de vida, no podemos caminar tranquilamente por la vía pública por temor a sufrir algún acto de violencia a cualquier hora del día”.

El creciente malestar vecinal por la falta de medidas de prevención por parte de los funcionarios locales hizo que desde diferentes sectores se convoque a una marcha para mañana, a las 19:00 horas, en la esquina de Avenida de Mayo y Rivadavia, en Ramos Mejía.


Open chat