Porteño se quedó con el clásico de la ciudad

En un partido trabado y poco atractivo, aunque con la intensidad propia de todo clásico, Estudiantil Porteño se dio el gusto de ganarle a Ramos Mejía por 81-56.

El comienzo del encuentro mostró a Ramos concentrado, con un juego defensivo que evidenció una mejoría con relación a sus presentaciones anteriores y con la rapidez suficiente para aprovechar las distracciones del local para robar pelotas y salir rápido de contragolpe.

El conjunto de Piputto tuvo un inicio errático, con desatenciones defensivas y falta de eficacia en el ataque que sólo hizo lucir las ganas del joven equipo del Rancho que corría todas las pelotas y lastimaba en el aro con la precisión de Yaskulka. Por eso no extrañó que el primer cuarto lo ganara Ramos por tres puntos de diferencia.

En el segundo cuarto se vio lo peor de la noche. Los dos equipos se trabaron en la marca y contuvieron a los posibles anotadores, a partir del buen desempeño de Pontillo, por el lado de la visita, y Siniuk y Dameli en los locales.

Luego del entretiempo, Porteño salió con otra actitud, ajustó las marcas y recuperó solidez en defensa, además logró una salida limpia a través de la dupla Dameli y Siniuk, que fueron la base de la levantada del local y que comenzó a marcar diferencias en el tablero.

Ramos, por su parte, pareció haber consumido la energía con la que salió a jugar el primer tiempo. Volvió a mostrar errores defensivos de otros partidos e ineficacia para anotar, aunque en la parte final esbozó un principio de recuperación, pero la distancia en el puntaje inclinaba la balanza hacia los dirigidos por Piputto, que terminaron el tercer cuarto con una ventaja de 15 puntos.

 Los últimos diez no modificaron el trámite del partido. Con el resultado a su favor Piputto les dio minutos a jugadores jóvenes, entre los que se destacó Facundo Spagnuolo, muy obediente en lo táctico y con un nivel en ascenso, tanto que se animó con un par de anotaciones que ayudaron a que su equipo se alejara en el marcador.

También se destacaron Curiale por la intensidad con la que disputa cada pelota y Pagano. Además, el técnico le dio la oportunidad de debutar al U17 Thiago Flossi, que mostró movilidad, habilidad en los movimientos y muchas ganas de aprovechar la oportunidad.

En el Rancho, que depende de lo que pueda generar Yaskulka en ataque, mientras estuvo en partido se destacó la salida limpia de Pontillo, los aportes de López, la movilidad de Álvarez y la regularidad de Massa.

Síntesis:

Estudiantil Porteño (81): I. Siniuk, I. Spagnuolo, J. Dameli, J. Quercetti, G. Pires. DT: D. Piputto.

Ramos Mejía LTC (56): F. Pontillo, M. Martínez, G. López, S. Yaskulka y F. Álvarez. DT: Leandro Genovese.

Parciales: 17-20/36-30/60-45/81-56.

Estadio: Estudiantil Porteño


Open chat