Hospital San Juan de Dios: protesta de los trabajadores de la salud por el despido de 5 kinesiólogos

Los trabajadores de la salud del Hospital San Juan de Dios llevan adelante una protesta, frente a la sede de la institución, por el despido de 5 kinesiólogos como consecuencia del cierre de los servicios de Kinesiología ambulatoria dispuesto por la cúpula directiva del centro de salud de Ramos Mejía.

Por otra parte , el hospital informó, además, que eliminará el área de oftalmología ambulatoria para generar más salas de espera y consultorios con el propósito de distribuir a los actuales pacientes en todo el edificio, según un comunicado difundido a través de su sitio web.

“A nuestros pacientes en tratamiento, les recomendaremos otras instituciones con las que ya hemos acordado la derivación. También a los consultorios particulares de los profesionales que se desempeñaban en el área, si ellos así lo aceptan”, detalla el comunicado.

Las autoridades del nosocomio justificaron la medida en la demanda de la utilización de mayores recursos para garantizar la adecuada atención de los pacientes contagiados por covid-19, lo que impactó negativamente en diversas áreas médicas, por lo que el Hospital decidió el cierre de los servicios de Kinesiología ambulatoria y el despido de los cinco profesionales que se desempeñaban en ese sector.

En el sitio web de la institución se indica que “luego de un año de inmenso trabajo, hoy nos encontramos con un mayor desafío: el COVID-19 lejos de disminuir está en crecimiento, demandando cada vez más recursos. Al mismo tiempo, necesitamos dar respuesta adecuada a miles de pacientes que a diario transitan por el Hospital por otras necesidades, muchos de los cuales han dejado sus tratamientos y controles en el 2020 por el aislamiento, lo cual convierte su atención en impostergable”.

La decisión fue adoptada a pesar de que en el último año realizaron reformas edilicias y organizativas. Entre las modificaciones efectuadas se destacan el cerramiento de un ala de Internaciones Generales para convertirla en Terapia Intensiva para pacientes COVID-19, la transformación de un sector destinado a oficinas y atención en Guardia, además de convertir el Edificio de Urgencias en Guardia para pacientes ambulatorios e internados con patologías respiratorias.

El área de kinesiología de internados seguirá funcionando normalmente con el plantel completo, porque según aclararon desde la institución, “estos profesionales tienen una especialización distinta al personal de atención ambulatoria”.


Open chat