El Gobierno amplió a 3.500 ton el cupo de carne a Israel para no perder mercados

(Agencia Nuevas Palabras) – Gobierno estableció un cupo adicional de 3.500 toneladas mensuales de carne bovina con rito kosher para su exportación con destino a Israel, en medio de las críticas de productores agropecuarios y los frigoríficos exportadores por la caída de las exportaciones, en un momento de altos precios internacionales.

Pero también, es una respuesta a los dichos de la embajadora de Israel en Buenos Aires, Galit Ronen, quien advirtió que “no puede ser que cada vez que a la Argentina se le da la gana, Israel se queda sin carne”.

“Si Argentina no nos va a vender carne de forma regular, vamos a buscar otros lugares”, afirmó la representante diplomática en junio, cuando el Gobierno comenzó con las restricciones.

Tan claras fueron las advertencias de la diplomática que en el Decreto 513 publicado insólitamente un sábado, se indicó entre sus fundamentos que el embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri recibió “numerosas consultas y solicitudes, tanto por parte de importadores israelíes, imposibilitados de cumplir con los compromisos asumidos ante las cadenas de distribución local, como de frigoríficos argentinos exportadores, así como también de autoridades locales”.

Según se destacó en la normativa, Israel importa unas 100.000 toneladas de carne bovina con rito kosher congelada y enfriada cada año, y en 2020, 27.300 toneladas de ese total provinieron de Argentina.

Con el objeto de incrementar la exportación de carne bovina con rito kosher, durante 2020 y 2021, frigoríficos argentinos realizaron inversiones para la adaptación de sus instalaciones para este tipo de faena kosher con la cooperación de empresarios y rabinos matarifes israelíes.

El decreto dejó en claro que esta ampliación de las exportaciones “ no afecta en forma considerable” al mercado interno, es decir, a la baja de precios en carnicerías que impulsa el Gobierno con la restricción a las exportaciones.

Alberto Fernández había dispuesto el 20 de mayo el cierre de las exportaciones por el plazo de un mes, excluyendo de la medida al 20 % de los envíos que corresponden a operaciones vinculadas a cuotas de exportación (como la cuota Hilton con destino a la Unión Europea) y los acuerdos bajo preferencias arancelarias.

En junio pasado, la exportación quedó rehabilitada, pero con restricciones: no se podrán exportar los cortes más populares para los argentinos ni hacer envíos hasta el 31 de agosto, prorrogable hasta fin de año, que superen el 50 % del promedio de las colocaciones del año pasado.


Open chat