Incesante seguidilla de robos en Ramos Mejía Sur

Los vecinos de Ramos Mejía sur reaccionaron con indignación ante la seguidilla de robos que padecen a manos de delincuentes que cometen todo tipo de ilícitos con total impunidad. El último martes dos vecinos perdieron sus vehículos al ser asaltados por dos hombres que recorrían la zona comprendida entre Av. de Mayo y las vías que limitan con el predio de la Universidad Nacional de La Matanza, en busca de potenciales víctimas.

La recorrida tuvo su premio para los delincuentes porque alrededor de las 18:00 abordaron con un arma a un querido personaje del barrio conocido como “Corchito”, al que le sustrajeron su Renault Clío.

Casi 20 minutos después del asalto anterior, una cámara de seguridad particular captó el momento en el que un automóvil rojo patrullaba la zona comprendida entre las calles Achala y Constitución hasta que detectó que un vecino subía su camioneta a la vereda para estacionarla, por lo que dieron una vuelta manzana y, en una rápida maniobra, obligaron al hombre a bajarse del vehículo y se lo llevaron.

Estos asaltos no son sucesos aislados debido a que este barrio es objeto de robos reiterados, tanto que los comerciantes de la zona limitaron la entrega de los productos a las casas cercanas por el incremento de los delitos.

Los grupos de WhatsApp vecinales reportan de manera casi cotidiana robos de ruedas de automóviles, intentos de ingresos a los hogares en horarios nocturnos y de madrugada, como también, asaltos a manos de motochorros.

Las motos y camionetas que el gobierno bonaerense destinó al distrito, y que son vistas en las intersecciones de las avenidas principales, no parecen ser la solución a un problema que crece hacia el interior de los barrios y en el que los vecinos son las verdaderas víctimas.


Open chat