Las autoridades deberían escuchar a los vecinos y a las organizaciones que los representan

Por Daniel Bracamonte, presidente del Observatorio de Seguridad de La Matanza y ex precandidato a concejal en La Matanza de la línea interna de Juntos, Dar el Paso.

Qué bueno es saber de convicciones, pero por sobre todo, tener coherencia y sostener los valores democráticos.

Qué bueno es saber que nunca nos ha apoyado un ex ministro de Educación a los grupos vecinales ni a ninguna de las iniciativas llevadas a cabo, como el Observatorio de Seguridad de La Matanza, y el tiempo termina aclarando las cosas.

Hoy este exfuncionario apoya a una persona denominada por los medios como “anarquista” y lo menciona en sus redes sociales aún a sabiendas de los dichos de este individuo. Me alegra saber que no formo parte de esa cofradía irrespetuosa de los valores democráticos.

Porque no todo es lo mismo. Porque tengo claro que este gobierno y toda su runfla no debe gobernar nunca más este país, pero no a cualquier costo ni llevarse valores que tanto nos costó recuperar y que son parte de tiempos oscuros de nuestra historia.

Porque no todo es lo mismo, no todo da lo mismo.

El 14/11 piensen bien el voto, no hay un Boca/River o River/Boca como nos quieren hacer creer. Ni uno, ni otros. Hay otras opciones.

Se terminan los tiempos donde para sacar a los malos hay que poner a los menos malos, es tiempo de superarnos como sociedad democrática, porque sólo así conseguiremos la calidad de país que buscamos.

JXC debe superarse en la calidad de sus exponentes si quiere el voto del soberano, el pueblo.

El intendente debe atender los reclamos de inseguridad

La agenda de los políticos no es la misma que la de los vecinos, hay sectores a los que lógicamente no les gusta que lo digo y, en consecuencia, se me corre de la escena local aun habiendo obtenido una importante cantidad de votos como precandidato a concejal en las PASO.

Los candidatos tratan con excesiva liviandad el tema de la seguridad y no se observan a los equipos de trabajo que caminen junto a la gente para generar propuestas, salvo nosotros con el trabajo que venimos haciendo en Vecinos en Alerta desde hace años.

Esto se transforma en un problema porque se ve una situación casi permanente de inseguridad que no cambia e incluso que empeora. Es visible el crecimiento de las actividades delictivas en el distrito.

Además, las comunicaciones con las fuerzas policiales son prácticamente nulas por lo que no fue posible acercarles lo que los vecinos están manifestando y, lamentablemente, tenemos que seguir viendo como la delincuencia se incrementa sin que se tome ninguna medida efectiva al respecto.

En el caso de llevar el reclamo a las autoridades policiales la única respuesta que nos llevamos fue una causa penal inventada y carente del más mínimo soporte legal, con la clara intención de silenciar a quienes llevamos los reclamos. Causa penal que por otra parte y aún sin ser precandidato de ningún espacio se manifestó en repudio de estas prácticas intimidatorias, entonces, hasta donde llega el verdadero compromiso de los que sólo discursan sobre la inseguridad y no lo llevan a la practica.

Esto se repite en todo el arco político y en los funcionarios. Tanto es así que teníamos agendada una audiencia con el vicejefe de Gabinete Municipal y en el mismo día se canceló sin reprogramación. Todos son ciegos, sordos y mudos.

Por otra parte, las propuestas que generamos desde el Observatorio de Seguridad y desde los grupos vecinales que lo conforman no son atendidas por el intendente, que aún nos debe la respuesta de un requerimiento que se le hizo, para justamente tener una audiencia con él. Lo mismo hicimos con la ex ministra de Seguridad, lo mismo haremos con el actual ministro de Seguridad de la Nación y en la provincia de Buenos Aires con el ministro Berni.

Utilizamos todos los canales de comunicación que están a nuestro alcance para poder manifestarle la preocupación de los vecinos de La Matanza en cuanto a lo que es inseguridad y las medidas de prevención que se adoptan. Vemos que se han colocado cámaras que tendrían un fin recaudatorio, que nada tiene que ver con la seguridad.

Un vecino nos acercó un documento que indica que se instalaron en La Matanza 538 cámaras de seguridad, y no 2.000, que en realidad sirven para el control de tránsito y la invasión de sendas peatonales que en el 99% ni siquiera están delineadas, para lo que contrató a la empresa Secutrans, cuestionada en otros municipios.

Pero los más importante y urgente es la prevención delictual y, en tal sentido, las cámaras que funcionan no están instaladas en las zonas internas de los barrios, donde se producen la mayoría de los hechos de inseguridad.

Un dato que revela la escasez de las cámaras es que los videos son siempre aportados por los vecinos, lo que deja al descubierto que el Municipio no tiene control sobre lo que es la prevención. Por eso es importante trabajar sobre este punto, por eso elevamos propuestas que no fueron atendidas y es por lo que queremos tener stas audiencias, pero no somos escuchados ni por el municipio, ni por los actores políticos locales en La Matanza.

Como integrantes de Vecinos en Alerta escuchamos a los vecinos porque es ahí donde surgen soluciones, las autoridades deberían hacer lo mismo.


Open chat