Momentos de la movilización captados por la lente de un fotógrafo de la ciudad

La muerte del kiosquero Roberto en manos de un delincuente concitó la atención de los medios capitalinos más importantes, por lo que trascendió el ámbito de la ciudad de Ramos Mejía y el fotógrafo Eduardo Andrés Ramos retrató la presencia de periodistas y camarógrafos entremezclados con los vecinos afectados por los reiterados casos de inseguridad.

La tragedia que truncó la vida de un trabajador y padre de dos hijos carece de sentido, al igual que la muerte de María Rosa Daglio, que en marzo fue atacada por un motochorro en el centro de la ciudad. Ambos sucesos derivaron en marchas multitudinarias en reclamo de justicia y de la implementación de medidas efectivas de seguridad.

El impacto causado por ambas muertes, ante la evidente ola de inseguridad que atraviesa el distrito, derivó en una amplia cobertura de los principales medios de comunicación, entre los que sobresalieron los canales de televisión que se acercaron para dar cuenta del malestar que causó en la población los irreparables asesinatos.

Pero Ramos también retrató con su cámara momentos de la manifestación que sólo capta un ojo entrenado, como el vallado implementado por la policía:

Y los carteles elaborados por los propios vecinos, al igual que pasacalles, a través de los que expresaron sus sensaciones ante el asesinato.


Open chat