Lo que el resultado de las elecciones nos dejó

Por Gustavo Barresi, presidente de la Unión Cívica Radical de La Matanza.

¿Un 14 de noviembre distinto marcado por el inesperado fin “de la pandemia”? ¿Porque? Todos los protocolos sanitarios utilizados en las PASO de pronto desaparecieron, un plan fugaz de “incentivo” post resultado de las primarias parecía inundar de regalos y dineros previo pase de factura de los “dirigentes” del elenco del gobierno, declaraciones irrisorias como “si más gente hubiera tenido más plata votaba otra cosa”.

Lo que parecía no tener en cuenta lo económico de pronto fue lo importante. Lejos pareció ocupar el escándalo del vacunatorio Vip, lo mismo que la indiscriminada elección de vacunas y su planificación que si se hubiera realizado como se comunicó cientos de miles de víctimas e infectados se podrían haber evitado.

El gobierno puso en práctica la maquinaria electoral a cualquier costo, sin importar las falsas promesas, como el congelamiento de la exportación de carne, que tendría como resultado la baja de su precio.

Y así encararon noviembre el plan platita, como salvavidas de Todos. Y la ciudadanía a pesar de esa inmoralidad en las provincias, respetó lo votado en las PASO, salvo excepciones.

La provincia de Buenos Aires -demás está decir el conurbano profundo- siguió experimentando falta de seguridad, privilegios e impunidad.

El resultado en números es casi lo de menos. Lo que sí quedó demostrado fue con qué bajeza el peronismo manejó a su antojo la necesidad de la gente, quedó demostrada la planificación nefasta de la precariedad, la falta de educación, cultura y sometimiento para seguir ganando elecciones sin importar el con qué y el cómo.

La oposición siguió subestimando al electorado casi con poca propuesta de cambió. La Matanza pareciera no acusar el golpe de la ola de inseguridad aunque algunos resultados demuestran lo contrario.

En fin, para que matanza cambie y la provincia también es vital una reforma constitucional que contemple una profunda modificación municipal que amplíe la autonomía para evitar excesos y, con ella, la creación de nuevos municipios, un plan de salud universal, cuidado a las pymes y al medioambiente.

No quería terminar sin felicitar a los vecinos por la jornada cívica en paz a pesar de la gestión de Espinoza y augurar a los amigos de la izquierda, que por primera vez ingresan al Concejo Deliberante de La Matanza, éxitos en la gestión.

Y, por último, rubricar nuestro compromiso de seguir trabajando siempre por el bien del vecino aunque se ganen o se pierdan elecciones.

La política debe estar al servicio de la gente, y no servirse de la gente en beneficio propio.


Open chat