El Juez Ochipinti dictó una orden de desalojo y las familias del Barrio Nueva Unión convocan a acciones de lucha

La Matanza: Kicillof y Espinoza ratifican la política de desalojo para las familias trabajadoras.

Por Gabriela de la Rosa, dirigente del Polo Obrero

Las y los vecinos que ocupan un predio en el Barrio La Nueva Unión, ubicado en Rafael Castillo, son protagonistas de un proceso de recuperación de tierras que alberga a cientos de familias del distrito y que se suma a otros barrios recuperados de La Matanza.

Sin embargo, este proceso cuenta con una larga lista de intentos de desalojos violentos y ataques constantes a estas familias sin vivienda, que fueron impulsados por el gobierno provincial de Axel Kicillof, con el aval de la política represiva del gobierno nacional y la ejecución de esta orientación, por parte del intendente Fernando Espinoza.

Ya ha pasado más de un año desde que lxs vecinxs ingresaron al predio ocioso ubicado en la localidad de Rafael Castillo. Recordemos que fue allí donde detuvieron injustamente a nuestro compañero Crispin, al cual liberamos con el piquete y la movilización. Las familias han sufrido desde operativos de cortes de energía eléctrica, quema de casillas, golpes físicos y acciones legales contra delegados de la tierra y vecinxs- así actúa la policía bonaerense de Sergio Berni, que está al servicio de esta política de desalojo, represión y repercusión a lxs trabajadorxs que pelean por el derecho a la vivienda.

El desalojo de Guernica no fue una excepción en los planes del gobierno del FDT, sino la regla que recorrió todos los procesos de recuperación de tierras que se desarrollaron en el último tiempo, producto del ajuste asfixiante que expulsa a las familias que dejan de alquilar y son empujadas a situaciones desesperantes.

Guernica: la política habitacional del gobierno

Esta nueva orden de desalojo no es más que la ratificación de que la represión es una política de Estado, y el derecho a la vivienda digna una deuda que seguirá pendiente mientras se prioricen los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional. En el transcurso de estas semanas hubo un desalojo en Ciudad Evita y otras localidades, por lo cual se convocaron las familias a acampar en el Municipio para obtener una respuesta.

La Intendencia de La Matanza es la demostración del ajuste que se lleva a cabo, dejando familias sin techo, justo a fin de año cuando son las fiestas.

En ningún momento el Estado generó una instancia de diálogo o una mesa de coordinación, lo que consiguieron los vecinos movilizados fue la intervención de la provincia con un censo que llegó sin previo aviso, y el gobierno municipal ha decidido cortar lazos de diálogo que arriben a una negociación donde se haga un plan de pago para acceder a los lotes.

Ante este nuevo intento de desalojo, las y los vecinos están convocando a una concentración el día 16 de diciembre a partir de las 6:00 en la Rotonda de San Justo para luego movilizar hacia el Municipio, junto a organizaciones políticas y sociales del distrito.

¡No al desalojo para el Barrio La Nueva Unión y todos los barrios recuperados. Por una mesa de diálogo para dar respuestas y derecho a la vivienda!


Open chat