miércoles, febrero 21, 2024
DESTACADA

Las mujeres socialistas lograron la aprobación del protocolo de actuación contra la violencia de género en el PS

Las mujeres socialistas elaboraron un protocolo que establece las acciones que se deberán implementar en el Partido Socialista para evitar conductas que deriven en violencia de género.

El documento, que fue aprobado por el Comité Nacional partidario, pretende abordar de manera integral las situaciones que se den entre afiliados y afiliadas, garantizando capacitación y formación interna, así como generar espacios libres de violencia.

Uno de los puntos incluidos en el protocolo señala que se acompañarán a las “militantes y afiliadas que realicen su exposición respecto de situaciones de violencias que les haya tocado experimentar en calidad de víctimas, otorgándoles herramientas legales y psicológicas a través de profesionales idóneas”.

Este tipo de situaciones pueden darse aunque en la actualidad las mujeres ocupen posiciones de privilegio dentro de la estructura partidaria, como es el caso de Mónica Fein, que recientemente asumió su cargo como diputada nacional y que, además, es la primera mujer que ostenta el cargo de presidenta del PS en más de 120 años de vida del longevo partido.

Fein, en tal sentido, expresó que “es muy importante que nuestro partido de este paso porque es una reivindicación no sólo de la responsabilidad que tenemos en nuestros espacios de militancia, por la historia de tantas mujeres que engrandecieron el PS a lo largo de su historia. También es importante porque puede ser un ejemplo para que muchos otros partidos y organizaciones sigan este camino y lo repliquen”.

La secretaria de la Mujer de la provincia de Buenos Aires y Referente Nacional de Mujeres Socialistas, Mariana López, sostuvo que “la forma de lograr la igualdad es garantizar oportunidades para las mujeres y las diversidades, por lo que el protocolo es una herramienta que busca visibilizar y reparar la falta de condiciones que no se generan en el marco de las diversas instituciones”.

El protocolo, además, contempla la capacitación y formación teórica, como de otras instancias de sensibilización en estudios y prevención de la violencia de género para los integrantes del partido, especialmente, para las autoridades partidarias, funcionarios y funcionarias públicas.

Estas acciones impulsadas por las mujeres que trabajan en política resultan de suma importancia porque significa un esfuerzo para la modificación de conductas cotidianas que deriven en una profundización de los vínculos interpersonales.

En tal sentido, el documento expresa la necesidad de “generar acciones que transformen las prácticas partidarias machistas, para avanzar hacia una organización igualitaria”.