Jornada de robos en San Justo, Villa Luzuriaga y González Catán, donde balearon a un jubilado para quitarle su auto

Tres sucesos delictivos se convirtieron en una pequeña muestra de la inseguridad que padecen los vecinos matanceros cada día.

Dos jóvenes fueron interceptadas ayer, en Villa Luzuriaga, por dos delincuentes que les robaron la moto en la que transitaban. Los hombres las obligaron a frenar, forcejearon con ellas hasta que cayeron al suelo y se llevaron el rodado.

En tanto, en San Justo, tres delincuentes sorprendieron a una familia cuando llegaba a su domicilio en su vehículo. Los malvivientes les apuntaron con armas y obligaron a bajar a sus ocupantes, al tiempo que corrieron al conductor para que no ingresara a su casa, todo ante la mirada de la madre y su pequeña hija. A punta de pistola, se llevaron el rodado.

Balean a un jubilado en González Catán para robarle su auto

Un anciano de 70 años fue herido de un disparo en la cabeza al resistirse a entregar su auto a un grupo de delincuentes que lo asaltó cuando llegaba a su domicilio junto a su mujer en la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer, alrededor de las 13, en el cruce de Jáchal y Juan Pío Gana, en dicha localidad del sudoeste del conurbano, adonde se dirigieron efectivos de la seccional local tras recibir un llamado al 911.

Según las fuentes, los policías se entrevistaron con una mujer que contó que, momentos antes, ella y su esposo llegaban a su domicilio en su Toyota Corolla cuando fueron interceptados por un grupo de delincuentes armados con intenciones de robo.

En esas circunstancias, los asaltantes intentaron apoderarse del vehículo, pero el conductor, identificado como Hugo Domato (70), se resistió, por lo que le efectuaron un disparo en la cabeza.

Luego de la agresión armada, los delincuentes huyeron en el mismo vehículo en el que habían arribado, mientras que Domato fue trasladado al Hospital Zonal General de Agudos Simplemente Evita de Villa Dorrego, donde ingresó con signos vitales y permanecía estable.

Las fuentes señalaron que en el lugar del hecho se secuestró una vaina servida de calibre 9 milímetros, al tiempo que efectivos de Grupo Táctico Operativo (GTO) localizaron el auto utilizado por los delincuentes para escapar.

Este vehículo, un Volkswagen Gol Trend con pedido de secuestro, fue hallado prendido fuego en la intersección de Pedro Manuel obligado y República de Indonesia de la vecina localidad de Gregorio de Laferrere.

En la causa intervino personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Gregorio de Laferrere, del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo de Belén Casal Gatto, quien dispuso las diligencias de rigor para dar con los delincuentes.