La OMS esboza escenario “más probable” donde el coronavirus evolucione pero pierda fuerza

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció un Plan Estratégico de Preparación, Disposición y Respuesta actualizado contra la pandemia de la COVID-19, que podría “ser el último”, en que el escenario más probable es que el coronavirus evolucione, pero la enfermedad que produce pierda fuerza debido a la alta inmunidad de la población.

El documento plantea tres potenciales escenarios sobre cómo podría desarrollarse la pandemia durante el 2022.

El primero y “más probable” para el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, es que el virus siga evolucionando pero que “la gravedad de la enfermedad que causa” se reduzca “con el tiempo a medida que aumenta la inmunidad debido a la vacunación y la infección”.

“Pueden ocurrir picos de casos y muertes a medida que la inmunidad declina, lo que requerirá refuerzos (de vacunas) periódicos para las poblaciones vulnerables”, dijo en una conferencia de prensa el director de la organización.

La segunda escena que se plantea, y la “más optimista”, es que hayan menos variantes y que no se necesite proceder a preparar nuevas vacunas o a dosis de refuerzo, dijo el director que fue replicado por la cuenta de la OMS en la red social Twitter.

Allí aseguraron que el informe “podría y debería ser el último”.

Sin embargo, la tercera idea, que es la más pesimista, es la que no descarta nuevas formas del virus SARS-CoV-2 “más virulentas y más transmisibles”.

Ghebreyesus también informó a través de su cuenta de la red social Twitter, acerca de la publicación del nuevo plan de la OMS sobre el que anticipó que “con suerte” será “el último”.

Además de los “tres escenarios posibles sobre cómo podría evolucionar la pandemia este año” también propone “cómo responder”, comentó el director y aseguró que existen “todas las herramientas que necesitamos para controlar esta pandemia”.

“Ante esta posible amenaza es de suma importancia protegernos contra la enfermedad y sus condicionantes por medio de la vacunación. Dar respuesta a esta situación significa alterar las vacunas actuales y asegurarnos de que lleguen a los más vulnerables”, insistió.

Y agregó: “Abordar esta situación requeriría alterar significativamente las vacunas actuales Covid19 y asegurarse de que lleguen a las personas más vulnerables a enfermedades graves”.

Sin embargo, el director de la OMS auguró que para seguir adelante y poner fin a la fase aguda de la pandemia, será necesario invertir en cinco aspectos fundamentales, reportó Europa Press.

El primero de ellos es destinar fondos a la vigilancia, a los laboratorios y a la inteligencia sanitaria, así como a la vacunación, medidas sanitarias y sociales y apoyo a las comunidades comprometidas.

En tercer lugar, se requiere una mejor atención clínica para la COVID y sistemas sanitarios resilientes mientras que, en cuarta posición, ha ensalzado el desarrollo y acceso equitativo a herramientas y suministros.

Por último, la coordinación entre los países porque se debe cubrir las respuestas antes las emergencias y la gestión de las enfermedades a largo plazo.

“Contamos con las herramientas necesarias para controlar esta pandemia. Podemos evitar la transmisión, podemos salvar vidas garantizando que todos tengan acceso a las pruebas, a los tratamientos y a las vacunas. La vacunación equitativa sigue siendo la herramienta más poderosa con la que contamos para salvar vidas”, aseguró.

Finalmente, insistió en que “la vacunación equitativa sigue siendo la herramienta más poderosa que tenemos para salvar vidas” y que “esforzarse por vacunar al 70% de la población de cada país sigue siendo esencial”.