Malestar vecinal por el cambio de circulación vehicular en calles de Ramos Mejía sur e Ing. Brian

Grupos de vecinos que viven en las cercanías de la estación ferroviaria de Ing. Brian y de Ramos Mejía sur, expresaron su malestar por la decisión inconsulta del Municipio de La Matanza de cambiar el sentido de circulación de varias calles de esos barrios.

La modificación de la dirección de circulación para los vehículos en la calle Constitución a la altura de América derivó en la queja de los vecinos que se sienten perjudicados.

En tal sentido, Héctor, vecino que vive en Ing. Brian, explicó a De Ramos Digital que “cambiaron la mano de la calle Constitución, desde América hacia Avenida de Mayo, y no hicieron ninguna indicación de que el tránsito tiene que pasar una cuadra por América, volver otra para abajo y entrar a Constitución hacia el cruce de América hasta la vía. Entonces, todo el tráfico baja hacia Ancaste, que es una calle de tierra, que era un lugar tranquilo que algunos elegimos para vivir, y los autos pasan a toda velocidad levantando tierra con la suciedad que generan en las casas”.

Héctor, sostuvo que la decisión adoptada desde la Secretaría de Tránsito alteró la habitual tranquilidad de la calle que circula paralela a la vía del Ferrocarril Roca. “Ahora es un peligro para los vecinos que caminan por la cuadra o para las personas que van a trotar, porque los autos pasan a toda velocidad. Principalmente, el descontrol se genera entre las 17:00 y las 19:30”, agregó.

Cruce las las calles Constitución y América

Por su parte, Anita se preguntó en sus redes sociales: ¿Por qué Tránsito hace estos cambios sin preguntar a los vecinos? ¿Los vecinos están de acuerdo? ¿Nadie nos consulta a nosotros quienes somos los que pasamos por la zona todos los días y no tenés manera de cruzar la vía. Ni siquiera podés tomar Ancaste porque está sin pavimentar. Creo que los vecinos tendríamos que estar informados y dar un ok, porque Tránsito se levanta un día y te cambia todo sin ver lo que realmente necesita la zona”, sentenció.

Asimismo, la queja se extendió al cambio de mano de Berón de Astrada implementado hace varios meses y, también, al problema de tránsito que genera el semáforo ubicado en la intersección de Avenida de Mayo y Argentina, debido a que corta en cinco segundos lo que perjudica el cruce de la arteria principal de la ciudad por parte de los peatones.

La decisión inconsulta de las autoridades municipales generó el rechazo de numerosos vecinos que, además de manifestarse por las redes sociales y ante los medios zonales, intentaron comunicarse con el sector de la comuna que adoptó las medidas aunque no obtuvieron respuestas satisfactorias.