Mataron a un vecino de Ramos Mejía al intentar robarle la camioneta

Menos de 24 horas después de que un grupo de personas reclamaran mayor seguridad en la zona céntrica de la ciudad, mientras se realizaba el ciclo a Cielo Abierto con la presencia del intendente Fernando Espinoza, un vecino fue asesinado por tres delincuentes al intentar robarle su camioneta.

Un hecho muy grave de inseguridad enluta, una vez más, a la ciudad. El intento de robo seguido de muerte sucedió el pasado sábado alrededor de las 18:30, en la intersección de Alvear y la Avenida Pedro Palacios.

Luego de una serie de rumores sobre lo acontecido, una vecina conocida de la familia damnificada explicó lo sucedido: “El hombre se dirigía a su casa y se paró en el semáforo, cuando se le acercó un auto con tres tipos. Él se bajó de la camioneta para entregárselas, pero igual le pegaron dos tiros”.

Sin embargo, personal del Comando de Patrulla aseguró que al momento de llegar al lugar en el que se produjo el asesinato, se encontraba sobre la calle el cuerpo sin vida del vecino Diego Elizondo, de 51 años, junto a un revólver 32 largo, que se presume pudo haber intentado utilizar para defenderse.

El hombre asesinado vivía en el barrio Don Bosco y atravesaba una crítica situación familiar: “Lo más triste es que ayer enterró a la mamá, hace un mes murió la hermana y hace 15 días el padre, así que esa familia se destruyó”, relató la misma vecina.

El responsable del Observatorio de Seguridad de La Matanza, Daniel Bracamonte, que lideró el reclamo por mayor seguridad el viernes por la noche en la zona céntrica de Ramos Mejía, sostuvo: “el gasto en concierto no le traerá consuelo a esa familia, quizás si la prioridad hubiera sido la prevención no tendríamos que sentir el dolor de otro vecino al que le arrancaron su vida”.

Bracamonte, además, dio cifras estremecedoras: “En cuatro años perdimos casi 500 vecinos, casi 300 a manos de delincuentes. No se puede esperar un día más”. Afirmó.