El rector de la Universidad Nacional de La Matanza se incorporó como miembro a la Academia Nacional de Educación

Dos años pasaron desde que fuera anunciada la incorporación del rector de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), Daniel Martínez, a la Academia Nacional de Educación (ANE). Es que la pandemia postergó su asunción como miembro de número que se hizo efectiva en los primeros días de diciembre.

La designación de Martínez es un reconocimiento a su trayectoria, pero también a la importancia que la UNLaM adquirió durante los últimos años, debido a que la ANE la integran figuras prestigiosas como el ex rector de la Universidad de Córdoba Hugo Oscar Juri, el exministro de Educación Juan José Llach, el excanciller Adalberto Rodriguez Giavararini, el experto en educación Alieto Guadagni, además de ser presidida por la investigadora Paola Scarinci Delbosco.

Martínez, que ocupa el máximo cargo de la UNLaM desde 1998, además fue presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) en dos ocasiones.

Como lo indica la tradición de la entidad, la incorporación de un miembro nuevo requiere la realización de un acto formal en el que un integrante de la Academia le da la bienvenida, que en esta ocasión estuvo a cargo del académico Alberto Taquini (h). Por su parte, Martínez como nuevo componente del cuerpo, expuso sobre “La gestión de la universidad pública en la Argentina, hacia un modelo innovador equilibrado y eficiente”. 

La Academia Nacional de Educación, fundada en 1984, tiene la función de pronunciarse sobre diversos aspectos de la educación argentina. 

Entre los documentos que mayor trascendencia alcanzaron se encuentra el que alertó sobre los bajos resultados de las pruebas ERCE de la Unesco, el que llamó la atención sobre la manipulación ideológica en las escuelas, o el uso del lenguaje incluso en las aulas.