La Plaza “Bomberito” fue señalizada para recordar a Julieta Mena, víctima de violencia de género

El rostro de Julieta Mena, la joven embarazada de Ramos Mejía que fue asesinada por su pareja en 2015, fue inmortalizado en una placa de hierro calado instalada en la Plaza “Bomberito” con la intención de evitar el olvido y generar conciencia sobre el flagelo de la violencia de género.

La imagen de Julieta, que desde el pasado sábado sonríe al vecindario que utiliza el espacio verde como esparcimiento, muestra a otra mujer que fue víctima de la irracionalidad de un hombre que no aceptó que su novia continuara con el embarazo de dos meses y medio y truncó dos vidas en un instante.

La plaza fue elegida para señalizar el lugar como un recordatorio permanente de la joven y de la lucha diaria de la comunidad para erradicar la violencia de género. Pero, además, porque en ese espacio Julieta y sus amigas se juntaban a compartir tardes y sueños, los que fueron truncados un 11 de octubre de 2015 por el femicida Marcos Mansilla.El acto de señalización y memoria del que participaron familiares, amigos y vecinos forma parte del Programa “Mariposas”, implementado por la Subsecretaría de Políticas contra las Violencias por Razones de Género del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Flavia Delmas.

“Estas actividades se inscriben en la convicción de contar con un Estado presente y una sociedad movilizada y comprometida para enfrentar las violencias de género y erradicarlas definitivamente porque permean en todos los espacios en los que transitamos”, expresó la Subsecretaria de Políticas contra las Violencias de Género, Flavia Delmas.