domingo, mayo 19, 2024
DESTACADA

Un nuevo libro de la feminista Marta Lamas aborda qué es ser hombre y mujer, fuera de los mandatos

La obra “Dimensiones de la diferencia. Género y política” de la investigadora mexicana Marta Lamas, una de las voces más representativas del movimiento feminista y la defensa de los derechos de las mujeres en México y América Latina, llega al mercado argentino para responder preguntas acerca de la masculinidad y la feminidad y cuáles son los recorridos de los feminismos regionales.

En esta antología, editada por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), dialogan diferentes figuras, tiempos y espacios del feminismo sobre lo que significa realmente ser hombre o ser mujer, obedecer o transgredir mandatos, luchar, existir y pensar como feministas, más allá de la identidad.

La obra mapea y hace un balance crítico de la incidencia real de la investigación feminista latinoamericana en ciencias sociales y humanidades, describe los cuestionamientos y debates de la antropología feminista y traza una genealogía de la categoría de género, interroga la relación entre lo social y lo psíquico a partir de sus intervenciones sobre política sexual, es decir, las disputas sobre el significado de la sexualidad y la reproducción, y su relación con el poder. 

Asimismo, aborda la división del trabajo, la igualdad de género y la calidad de vida; el comercio sexual; el posicionamiento feminista ante el acoso sexual; el aborto (en México, Uruguay y Argentina); los desacuerdos y argumentaciones de los feminismos; la postergación de la maternidad y la bioética. 

La autora, de trayectoria multifacética, combina escritura académica con intervención regular en medios, fundación y fortalecimiento de organizaciones civiles, investigación aplicada y presencia sostenida en think-tanks de la izquierda democrática mexicana. Su producción demuestra que, si no se da la batalla cultural, se puede perder también la batalla política.

Fundadora de la revista Debate Feminista, del Grupo de Información en Reproducción Elegida (Gire), de la Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer y del Instituto de Liderazgo “Simone de Beauvoir”, es autora de once libros como “Acoso, ¿denuncia legítima o victimización?” (2018), “Memorias incompletas. Algunos de mis activismos feministas” (2020) y “Dolor y política: sentir, pensar y hablar desde el feminismo” (2021), así como de centenares de ensayos y artículos académicos y periodísticos.

En la obra, Lamas aborda los usos, dificultades y posibilidades de la categoría género; el tema de “la procreación: ¿asunto público o privado?” donde señala: “Que la crianza sea una responsabilidad individual incide en la consideración del aborto como una decisión privada. Ningún Estado tiene interés en asumir los costos sociales y económicos que significa criar hijos rechazados por sus progenitores. La liberalización de las legislaciones sobre la interrupción voluntaria del embarazo tiene que ver fundamentalmente con el carácter privado de la responsabilidad sobre los hijos. Si tenerlos es una decisión privada, también no tenerlos lo es. Por eso, desde la mitad del siglo XX han ido en aumento las reformas legislativas y judiciales que les reconocen a las mujeres la legitimidad de interrumpir los embarazos no deseados. A finales del siglo XX, un vistazo al panorama mundial en materia de reglamentaciones sobre la práctica del aborto permitía apreciar una tendencia mundial hacia la despenalización”.

En cuanto a las creencias en torno al feminismo, Lamas sostiene que “la gran mayoría de las personas considera al feminismo como una lucha de mujeres que, a lo largo de distintas épocas y con especificidades locales, desarrollan protestas individuales y resistencias colectivas ante la injusticia de su subordinación social y política. Para hablar hoy sobre las creencias del feminismo asumo que hay muchos feminismos, con variadas tendencias dentro del movimiento social, distintos postulados del pensamiento político y diversos enfoques de la crítica cultural, por lo cual resulta imposible hablar de “las creencias del feminismo” como una unidad. En estas páginas reflexiono sobre cómo dos creencias feministas – el mujerismo y el victimismo – impactan el actual entretejido discursivo respecto de la sexualidad y la violencia hacia las mujeres”. 

Y aboga porque “las feministas seamos capaces de ver la diversidad que existe entre las mujeres y desmontemos tanto el mujerismo como el victimismo inscritos en muchas de nuestras conceptualizaciones e intervenciones. Solo así podremos tomar decisiones con más responsabilidad e incluso podremos acercarnos a un objetivo que compartimos con otros grupos sociales: el de reparar el tejido social de nuestro país, tan desgarrado hoy día”.