martes, junio 25, 2024
MUNICIPIO

Espinoza convocó a sectores políticos opositores para crear “un nuevo espacio electoral plural”

El lugar elegido por el intendente Fernando Espinoza para efectuar la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de La Matanza, fue el nuevo Hospital Néstor Kirchner de la localidad de Laferrere, ámbito poco habitual pero muy simbólico como señal política.

Como es habitual, la ceremonia que se repite cada año está reservada para que el mandatario haga un repaso de su gestión y realice anuncios vinculados con políticas públicas a ejecutar, además de brindar definiciones políticas que generen efecto en lo inmediato o que tracen un camino de realizaciones.

En ese sentido, el discurso del mandatario comunal giró en torno a lo esperado. La definición política más fuerte fue la convocatoria para “crear un nuevo espacio electoral plural” que pueda contener a “todos los sectores del campo nacional y popular”.”Los convoco a ir con un nuevo frente amplio, que convoque a todos los sectores del radicalismo, el socialismo, vecinos independientes; que sea inclusivo. Es hora de ampliar el Frente de Todos”, aseguró Espinoza.

La grieta instalada y consolidada en los últimos años seguramente impedirá que la convocatoria se plasme en una realidad concreta. Y el intendente lo sabía antes de realizarla, por lo que en esta jugada seguramente consideró la decisión tomada por Emilio Pérsico de lanzar un nuevo partido para competir en las internas del Frente de Todos e instalar como candidata a intendenta en La Matanza a Patricia Cubría.

Tal vez, la mayor preocupación del mandatario comunal sea cerrar filas hacia el interior de su espacio político. Es ahí donde cobra mayor sentido la incorporación a su gabinete de Miguel Saredi y, en estos días, del presidente del Centro de Comerciantes de San Justo, Daniel Dauría, que intentó presentarse en las elecciones a concejales de medio término para competir contra la candidatura testimonial de Espinoza, aunque no se lo permitieron desde la Junta Electoral partidaria.

Como era de esperar, la reacción de los sectores opositores representados en el Concejo Deliberante fue crítica al discurso de Espinoza. Desde el bloque de Juntos, liderado por Héctor Flores, consideraron al discurso “vacío de contenido” y se sintieron agraviados cuando Espinoza cargó contra Rodríguez Larreta.

Fue cuando el jefe comunal comparó el presupuesto del distrito con el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al señalar que “no puede ser que La Matanza siga siendo discriminada en la distribución de recursos”. 

“Para este año tenemos aprobado un presupuesto de 60 mil millones, mientras que CABA tiene aprobado un presupuesto de más de 2 billones. (Horacio Rodríguez) Larreta tiene casi 30 veces más que La Matanza para gobernar”, detalló. 

En esa línea, el intendente convocó a los concejales del oficialismo y la oposición, y a representantes de las fuerzas vivas de La Matanza a formar una comisión para reclamar la cancelación de “la deuda de más de 100 mil millones de pesos que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta tiene con La Matanza, por el predio de 460 hectáreas que las dictaduras le cedieron; y que nunca pagaron, ni la deuda de tasas, ni los daños ambientales y colaterales”.

La propuesta fue calificada como “una locura” por parte de Flores.

Lo propio hicieron desde el Frente de Izquierda. Los concejales Juan Romero y Natalia Hernández calificaron a la convocatoria de “artificio electoral” y, además, aseguraron que no aceptarán “ningún pacto social que pase con acuerdos con las burocracias sindicales, ajustes, mayores pagos de deudas y crisis para los trabajadores”.

Las expresiones grandilocuentes que usualmente elige el mandatario local para referirse a determinadas acciones de su gestión parecieron contrastar con la realidad que viven algunos sectores sociales postergados del distrito, especialmente al autocalificar a su gestión en educación de revolucionaria.

“Estamos llevando adelante una revolución en educación, que se expresa en nuestros jardines de infantes digitalizados, en nuestras escuelas a las que los chicos y chicas van con los libros y los útiles que les entrega el Municipio, con nuestros estudiantes secundarios con las tablets y netbooks”, afirmó Espinoza.

Sin embargo, la ola de calor dejó en evidencia que alrededor de 50 escuelas matanceras tienen problemas de infraestructura, dificultades con la provisión de agua y falta de ventiladores, entre otras carencias, lo que derivó en fuertes reclamos de la comunidad educativa hacia el Consejo Escolar que incluyeron movilizaciones frente a su sede.

La edil Natalia Hernández, fue crítica de la expresión utilizada por el mandatario al señalar: “Habla de Revolución en Educación. La plata que recibe por Fondo Educativo le alcanzaría para hacer un polo educativo por cada barrio. Sin embargo, hay hacinamiento y escuelas sin ventiladores ni agua”.

En otro orden, la referencia del intendente hacia su líder política se presumía inevitable y fue parte importante de su intervención, en la que marcó postura:

“La causa que condena a Cristina Fernández de Kirchner no es más que un burdo proceso con una única finalidad: su proscripción”. Y lo sintetizó en una frase que exclamó ante el auditorio: “la persecución y la proscripción ¡Hoy y siempre Nunca Más!”.