viernes, julio 19, 2024
ACTUALIDAD

Olla popular, marcha y “frazadazo” en el centro porteño

Diferentes agrupaciones participaron de la movilización.

Fotos: Andrés Pelozo

Organizaciones sociales y comunitarias realizaron este jueves una olla popular, luego del “frazadazo” en Plaza de Mayo, con una movilización hacia al Congreso de la Nación. En el marco del cierre del Tercer Encuentro Latinoamericano y del Caribe de personas en situación de calle, que se desarrolló desde el lunes pasado en la Ciudad de Buenos Aires.

Con bombos, bajo las insignias de las organizaciones y con una bandera en la que se leía “la calle no es un lugar para vivir, ni para morir”, comenzaron a avanzar los manifestantes que participaron de la marcha.

Entre las entidades convocantes a la movilización se encontraban Proyecto 7, el Programa de Justicia y Derechos Humanos Escuela Idaes-Unsam, Acij, CELS, Empresa Cooperativa de Alimento Soberano, Red Puentes, Somos Barrio de Pie, Hecho en Buenos Aires y Asamblea PSC Lanús.

“Es el sexto frazadazo que se hace para visibilizar que en invierno también están las personas en situación de calle y que no alcanzan los espacios nocturnos. Las organizaciones populares acompañamos esta situación constantemente, todos los días, y sabemos que no es solamente una cuestión de techo, sino que no podemos pensar la situación sin tierra, techo y trabajo”, expresó a Télam Mariam López Dualde, integrante de Red Puentes. Con respecto al encuentro, detalló que lo que lo caracterizó fue “la identidad de quién somos y qué perdemos cuando estamos en situación de calle”, y seguir exigiendo “la implementación de la Ley 27654 de personas en situación de calle y familias sin techo que se reglamentó el año pasado”.

Mientras algunos manifestantes caminaban enfundados en frazadas y mantas, otros sostenían botellas de plástico cortadas con velas blancas encendidas en su interior, simulando antorchas.

“La situación de calle como mujer es difícil. Hay que tener mucho carácter y fuerza de voluntad. Pasan un montón de cosas horribles, mucho peligro y tendrían que haber lugares sin prejuicios. Tenemos una compañera que hace dos meses falleció porque el parador no le dio una cama. Ella se fue y se murió a la noche, porque la atropelló un auto”, recordó.

Por su parte, Alejandro Barrera, uno de los coordinadores del Centro de Integración Monteagudo, que pertenece a Proyecto 7, manifestó la importancia de la implementación de la ley que contempla centros de integración no paradores para que “la gente no entre a las 6 de la tarde y a las 7 de la mañana se tengan que ir con un número más”. También indicó que como balance del encuentro se quiere generar que toda Latinoamérica posea leyes que tengan en cuenta a las personas en situación de calle, que “tenemos que hacer visible lo invisible. Invisible para los gobiernos, pero todo el mundo lo ve”.

Imágenes: Andrés Pelozo