domingo, febrero 25, 2024
CRISIS EN EL HOSPITAL DEL NIÑO DE SAN JUSTO

El gobierno municipal no reacciona ante la crisis del Hospital del Niño de San Justo

Sueldos indignos, pagos en negro y un deterioro constante de las condiciones laborales es realidad que atraviesan los profesionales de la salud del Hospital del Niño de San Justo, a lo que se le suma el deterioro edilicio y la renuncia de médicos que llevó al cierre de la guardia pediátrica.

La crisis del sistema municipal de salud no es reciente, pero la pandemia evidenció la falta de una política municipal que jerarquice al único hospital de salud pediátrico de La Matanza y de la zona oeste del conurbano bonaerense.

La falta de respuesta de los responsables de gestionar el municipio más poblado de la provincia de Buenos Aires derivó en el cierre de la guardia pediátrica, a partir de la última semana de junio, por falta de personal médico y de enfermería, aunque se reciben urgencias y derivaciones.

La situación es tan crítica que no hay control de niños sanos ni seguimiento de aquellos que fueron dados de alta, como por ejemplo, pacientes convulsivos o con cardiopatías, advirtieron los profesionales de la salud.

“Hace años que intentamos que el Ejecutivo local nos escuche para evitar llegar a esta situación de crisis, que ahora parece irreversible. El área de emergencias está completamente vacía de profesionales, no hay consultorios de atención ambulatoria en clínica, las salas de internación colapsadas y con escasos especialistas para atender la demanda de los pacientes”, expresaron los profesionales organizados desde sus redes sociales.

El temor expresado por el personal de salud es que la política implementada desde el Ejecutivo municipal termine en el cierre del hospital debido a que sólo en mayo pasado renunciaron más de 40 médicos, lo que provocó que por primera vez el nosocomio no pudiera brindar el servicio de guardia.Ante el recrudecimiento de la crisis los concejales matanceros del Frente de Izquierda, Juan Romero y Natalia Hernández, presentaron dos proyectos de Minuta de Comunicación para que “el Departamento Ejecutivo dé respuesta inmediata al reclamo de las y los trabajadores del Hospital del Niño “Prof. D. Ramón Exeni”, respecto al aumento salarial, contratación de personal y arreglo de infraestructura”.

Romero señaló, en declaraciones a De Ramos Digital, que acompañaron el reclamo de médicos y enfermeras de “aumento salarial, de mejoras edilicias, de pase a planta permanente porque hay mucha gente precarizada y las contrataciones nuevas son vía monotributo. Entonces, entre las condiciones deplorables de trabajo, la mala contratación y el salario tan bajo derivó en el cierre de la guardia directamente”.

En el proyecto presentado, ambos ediles advirtieron que “el vaciamiento del sector de guardia pediátrica se da en el marco de una estación del año donde aumentan las infecciones respiratorias, vulnerando el derecho a la salud pública y de las infancias”. 

A medida que se profundiza en las carencias de la salud pública infantil la situación se torna cada vez más crítica, y así lo refleja el documento presentado en el Concejo Deliberante matancero: El de San Justo “es el único hospital del conurbano oeste que presta atención pediátrica, pero no tiene guardia psiquiátrica, lo que es un requisito mínimo para cumplir con lo exigido por la Ley de Salud Mental. El funcionamiento de laguardia debe estar constituida por psiquiatra infanto juvenil, psicólogo/a infantil y trabajador/a social”.

Asimismo, los ediles indicaron que el municipio también incumple la ley debido a que hay un solo kinesiólogo para 11 camas de terapia intensiva y la totalidad de la sala de guardia y neonatología, mientras la normativa señala que se debe contar con un kinesiólogo cada siete camas en área cerrada, lo que deriva en una enorme sobrecarga laboral.

Por otra parte, los concejales del FIT-U responsabilizaron a la Secretaría de Hacienda local de ejecutar sólo el 41% del presupuesto 2022 y, con respecto a la partida de salud de este año, indicaron que se “prevé un recorte del 17% en términos reales; mientras que el salario de los trabajadores municipales de salud tiene estipulado un recorte de 10,69 en permanentes y 7,29 en temporarios”. La negativa del intendente Fernando Espinoza a recibir a los representantes de los médicos que trabajan en el Hospital del Niño de La Matanza para dialogar sobre mejoras salariales y condiciones laborales complica aún más la situación, y el desinterés por implementar una política de salud que brinde respuesta a los sectores más necesitados de la sociedad tal vez sea considerada por los ciudadanos al momento de sufragar en las próximas elecciones PASO.