“El FIT-U va ingresar los reclamos que están fuera del Concejo Deliberante de La Matanza”

Por Juan Romero, concejal electo en La Matanza por el FIT-U.

Con más de 70 mil votos, el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad consagró por primera vez un Concejal en La Matanza y pelea por el ingreso de un segundo edil. Como parte de la misma tendencia, el FIT-U logró concejales en varios distritos y dos diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, formando un bloque de 4 Diputados con el triunfo de Vilca en Jujuy y Miriam Bregman en La Ciudad de Buenos Aires.

El resultado marca un salto con respecto a las Paso, en las que el FIT-U había alcanzado el 7,49% en la categoría de concejales. La campaña en el distrito fue enorme, coronándose con 3.500 fiscales en estas elecciones generales. El FIT-U levantó un programa de salida a la crisis en los términos de los trabajadores (no pago de la deuda, prohibición de despidos, salario igual a la canasta familiar), frente a los partidos del FMI que han hundido en la pobreza tanto a la provincia como al distrito. Y en la recta final de la campaña, ante la conmoción por el crimen del kiosquero Roberto Sabo en Ramos Mejía, denunció el rol del aparato de seguridad estatal en la organización del delito.

El Frente de Todos ganó la elección con el 46,6% en el caso de la categoría de concejales, un número semejante al de las Paso, que confirma una importante caída respecto a la elección de 2019, en las que había logrado el 61% en las primarias. La inflación, el crecimiento de la pobreza y el derrotero de los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof condujeron a este retroceso.

Pese a una intensa campaña demagógica, con planteos de “mano dura” y fortalecimiento del aparato represivo, a partir del crimen de Sabo en Ramos Mejía, Juntos por el Cambio casi no logró progresos respecto a las Paso, obteniendo un 28,2% en estas generales.

El FIT-U quedó ubicado en Matanza como tercera fuerza, por encima de Avanza Libertad, de Espert, que lograba el 7,17% en la categoría de concejales. Vamos con Vos (randazzismo), que sufrió tras las Paso la emigración de una de sus listas al oficialismo, obtenía el 4,80%, y Unión Celeste y Blanco (Hotton, la derecha enemiga del derecho al aborto) el 3,4%.

El ingreso del FIT-U al Concejo del distrito más poblado de la provincia de Buenos Aires, el bastión del peronismo, es un hecho histórico, que muestra el progreso de la izquierda en las franjas trabajadoras. Las bancas serán una tribuna de denuncia del régimen y contribuirá a la organización y lucha de los explotados del distrito. Con este histórico triunfo reafirmamos nuestras orientación y programa: una firme negativa a pactar con el Fondo Monetario Internacional para pagar deuda. Es una estafa al pueblo argentino que deviene en un enorme sufrimiento. Vamos a defender por un lado, el ingreso al HCD de problemáticas que se encuentran “fuera” del recinto. Y por el otro la posición nacional que mantiene el FIT-U de rechazo total al intento de pacto con el FMI.


Open chat