Desde el oficialismo impulsan el retorno a las elecciones indefinidas de los intendentes

Los intendentes del conurbano jugaron un papel relevante en el repunte del Frente de Todos en las elecciones legislativas en territorio bonaerense y, desde el mismo momento en el que se difundieron los resultados, las más altas esferas del oficialismo reconocieron el papel jugado por los mandatarios comunales del Gran Buenos Aires.

Pero el trabajo territorial realizado por los mandatarios comunales tiene un precio que rápidamente se vio reflejado en las palabras del propio presidente al manifestarse en contra de la ley que limita las reelecciones de los intendentes.

El acto por el Día de la Militancia en Plaza de Mayo fue el momento en el que los jefes comunales fueron a buscar la recompensa por el respaldo en las legislativas, y la respuesta la hizo pública la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, al señalar: “Es algo que están trabajando los intendentes. El Gobierno escucha y va a tomar una decisión en algún momento”.

Pero para lograrlo se deberá derogar la norma 14.836 aprobada en 2016 en la Legislatura bonaerense, que modificó la Ley Orgánica Municipal y limitó a dos períodos consecutivos los mandatos de los intendentes bonaerenses.

En ese momento desde el Frente Renovador liderado por Sergio Massa se presentó el proyecto de ley para la reforma con el acuerdo de la entonces gobernadora María Eugenia Vidal.

Lo curioso es que la iniciativa les resulta conveniente tanto a los jefes comunales del Frente de Todos, como en los casos de Juan Zabaleta (Hurlingham) y Alberto Descalzo (Ituzaingó), pero también a los intendentes de la oposición, como son los casos de Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y de Jorge Macri (Vicente López), entre otros.

La alternativa que proponen desde el peronismo es que se cambie la interpretación sobre la entrada en vigor de la ley, para que se considere que el primer mandato al que accedieron fue en 2019, cuando ocurrió la primera elección desde la sanción de la norma. Para eso, alcanzaría con impugnar ante la Justicia el artículo 7 de la ley, que fija que el mandato que cumplían los intendentes, diputados provinciales, concejales y consejeros escolares “al momento de entrada en vigor” de la norma “será considerado como primer período”.

¿Qué ocurre en La Matanza?

El decreto 265/2019 que firmó Vidal para reglamentar la ley establece: “Determinar que la prohibición de reelección para un tercer mandato consecutivo abarca a quienes habiendo sido reelectos en el mismo cargo para un segundo mandato consecutivo, hayan asumido sus funciones y ejercido por más de dos (2) años, continuos o alternados”, reza el artículo 1 del Anexo Único.

El planteo efectuado desde el oficialismo es que la ley no puede aplicarse de forma retroactiva. Si prevalece esta postura el actual intendente matancero, Fernando Espinoza, estaría en condiciones de presentarse para renovar su mandato por un nuevo período debido a que en 2005 asumió como intendente interino porque Alberto Ballestrini fue elegido diputado nacional. Para las elecciones celebradas en octubre de 2007 Espinoza se presentó para renovar su cargo como intendente municipal y obtuvo el triunfo, en tanto, que en 2011​ fue reelecto como primer mandatario comunal.

En 2023 completaría su tercer mandato y medio, aunque sería el primero desde que se reglamentó la imposibilidad de reelección para los jefes comunales.

De todas formas, la proscripción en las PASO dentro del Frente de Todos de los sectores vinculados con el sindicalismo y las organizaciones sociales, más la pérdida de votos del oficialismo local abren un signo de interrogación sobre la candidatura a intendente para las próximas elecciones.