lunes, mayo 20, 2024
DEBATE POLÍTICO

Natalia Hernández: “El acuerdo entre el Municipio y la Iglesia impide el cumplimiento de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en La Matanza”

Conmemorar cada 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer implica, entre otras cosas, analizar y evaluar la implementación efectiva de los derechos ganados por las mujeres en los últimos años. En tal sentido, la flamante concejala matancera por el Frente de Izquierda-Unidad, Natalia Hernández, sostuvo que en el distrito no se cumple plenamente con Ley la de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y que una de las causas es el acuerdo entre el Municipio y la Iglesia.

La edil aseveró que la Ley 27.610, que se sancionó el 30 de diciembre de 2020, determina que “se tienen que formar consejerías, equipos interdisciplinarios en las unidades sanitarias para atender los reclamos de aquellas personas que necesitan de un aborto legal y que en La Matanza no se cumple”.

“Hoy en La Matanza si funciona una red de colaboración para atender la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) es por la disposición enorme de los profesionales de la salud. Pero lo que señalan los trabajadores de la salud de distintos hospitales del municipio es que hasta hoy no se han creado nuevos equipos interdisciplinarios y la realidad marca que lo sostiene una trabajadora social o una compañera psicóloga”, aseguró Hernández.

“En el Concejo Deliberante, antes de votarse el presupuesto, denunciamos que tanto en el de Salud como en de la Secretaría de Géneros y Diversidades no se asignó una partida específica para la atención de este derecho elemental”, sostuvo la concejala.

Asimismo, aseguró que desde que se creó la Secretaría de Política de la Mujer, Géneros y Diversidades en La Matanza no brindaron ninguna información sobre el aborto legal, seguro y gratuito en el distrito, ni tampoco sobre la implementación de las consejerías.

Hernández consideró que se deben plantear estos reclamos porque “la IVE es producto de la movilización en las calles de millones de personas por un derecho elemental que tienen las mujeres y las personas gestantes a decidir sobre su cuerpo y que afecta, por supuesto, a los sectores más postergados en nuestro distrito, porque muchas han sido víctimas al perder su vida por abortos clandestinos”.

En tal sentido, la dirigente del FIT-Unidad denunció que la falta de cumplimiento de la ley se vincula con la existencia de un acuerdo entre el Municipio y las iglesias materializado en la Subsecretaría de Cultos local, por lo que abogó por “la separación de la Iglesia del Estado, la efectiva implementación de la Interrupción Legal del Embarazo, de la IVE y de la Educación Sexual integral en todas las escuelas”.

La concejala, explicó también que en la sesión en la que se trató el presupuesto municipal en el HCD, en diciembre pasado, reclamó que en las partidas asignadas a la Secretaría de Cultura “entre paréntesis se incorporó la frase montó destinado a la Subsecretaría de Cultos sin especificar la cantidad, por lo que carece de transparencia”.

“Rechazamos toda injerencia de las iglesias en el Estado porque siempre han sido militantes antiderechos e impiden hoy que se lleve adelante en las escuelas la Educación Sexual integral (ESI). La niegan, la rechazan e incluso hubo episodios en los que han atacado a docentes en La Matanza como en la primaria 130 de Virrey el Pino, en la que estuve presente con la comunidad educativa y las escuelas vecinas haciendo un abrazo en ese momento para defender la educación pública y la ESI”, expresó Hernández.

La implementación de estas políticas en el plano de la salud impactó, además, en la precarización laboral que sufren las trabajadoras del área en el distrito, que se visibilizó principalmente durante la pandemia cuando “los trabajadores de la salud del municipio estuvieron en las calles reclamando, porque mientras les decían héroes esenciales los trataban como descartables, por los bajos salarios que perciben y la precarización laboral de los profesionales”, enfatizó la edil.

Desde el FIT-U aseguran que la falta de presupuestos y los reclamos de las mujeres de los movimientos feministas están atravesados por una discusión nacional vinculada con el pago al FMI y que se plasmará en la votación del 10 en el Congreso nacional.

“Nosotros rechazamos el acuerdo, porque precisamente el ajuste tiene cara de mujer, golpea mayoritariamente en las mujeres, entonces vamos a tener que reforzar la pelea en las calles para reclamar plata para la Salud, para la Educación sexual integral, para programas destinados a la atención a las víctimas de violencia de género y eso es lo que vamos a estar haciendo este martes 8 de marzo, una enorme movilización de Congreso, a Plaza de Mayo para decir acá estamos, la calle las ganamos y vamos por todos estos derechos”, sentenció Hernández.